jueves, julio 26, 2007

RONCERO DEL MONO.

Reconozco que me hacen gracia los comentarios del amigo Mccarran sobre Roncero y el anís. Me imagino al manchego en su tasca bebiendo esta bebida y la imagen me hace gracia lo reconozco. Porque creo que es acertada la suposición. Los efluvios del alcohol deben hacer estragos en este periodista y sobre todo en su periodismo.

Porque su cinismo está ya en cotas alarmantes.

Hoy, tras su breve lección de historia, habla de los centrales del Madrid. Es un cachondo el tío.

Compara a Metzelder con Milito en un acto desinteresado de barcelonitis. Porque diganme a cuenta de que sale el nombre del argentino.

Pero más graciosas son sus justificaciones. Metzelder es mejor (que lo será no digo que no) porque ha jugado la final de un mundial y Milito no.

Pero la traca viene después. A Pepe, que no ha sido internacional siquiera, no se le puede echar eso en cara porque él sí jugará algún día una final.

Milito, según se ve tiene vetada esta posibilidad.

Pués eso, anís Roncero vuelve a hacer autocrítica, pero no en artículos de distintos días sino que dos líneas más adelante, lo que antes valía, ahora no.

Te jiñas.

No hay comentarios: