lunes, agosto 13, 2007

QUEDAN DOS LUNES...

Lunes, 13 de agosto. La temporada oficial ya ha comenzado en España con un interesantsísimo (y amañado para algunos) Sevilla-Real Madrid, partido de ida de la Supercopa de España.

Título mayor o menor dependiendo de la blancura de éste y que el año pasado por el tongo (de Xavi y Puyol) y por el desenlace azulgrana empequeñeció su importancia hasta cotas mínimas, cotas asimilables al torneo Virgen Coronada de mi pueblo vamos.

Pero a lo que vamos.

El caso es que tras un domingo de inusitado interés en el seguimiento de las jugadas polémicas del Pizjuan uno se queda con la sensación de que lo medios no claman al cielo por las "cuestiones de penaltis" del partido y la mayoría se centran en lo que quizá sea importante y relevante, oséa el juego de los equipos, incluso en muchos casos volviendo a las jugadas conflictivas en estas se atisba el beneficio de la duda por doquier excepto donde siempre.

Donde siempre es el As.

Porque el fanático de la sección del Real Madrid del diario de Prisa, Roncero, añade otra muesca a su infantilón periodismo.

Infantilón ejercicio de intento de manipulación con un periodismo a caballo entro lo absurdo y la puerilidad más absoluta en la argumentación.

Porque ya hace tiempo que dijimos que Roncero acudía con más frecuencia de la debida al recurso autobiográfico para escribir sus (infumables) columnas.

Y la de hoy es de traca.

De traca de la buenas. Porque cuesta horrores encontrar un artículo de Roncero en el que no mencione sus raíces (ya sabemos que es manchego) y no mencione a algún familiar suyo.

O su hijo, o su padre, o su esposa o algún sobrino o amigo suyo de correrías por la geografía española cual Labordeta con su mochila.

Porque lo del gañote se le debe de dar bien como corroboran sus continuas visitas a las peñas madridistas cual ridiculísimo embajador del Real Madrid, puesto oficioso que él, paladín de la causa blanca, se ha autoatribuido.

Yo no sé si lo que le pasa es que él realmente piensa que el madridista es un ser que está por encima del bien y del mal y que sus opiniones, como la de cualquier aficionado, no están salpicadas por un pequeño halo de subjetividad aunque sea y que puede que no tengan razón en sus defensas y opiniones.

Porque grima da comprobar la aureola de verdad absoluta que le concede a las palabras de su sobrino de quién dice:

..."blanco por fuera y por dentro".

Y con esto no digo que no exista algún madridista con tendencia a la objetividad sino que en un periódico ciertos calificativos sobran. Y el de "blanco por dentro y por fuera" para defender al Real Madrid es poco menos que decir "soy un mentiroso pero tienes que creerme".

También pone en otra página de su autobiografía que gentilmente As le publica y subvenciona:

"...me telefoneó dándome una clave perfecta: "Tío, menos mal que habéis puesto en portada lo de los dos penaltis. Es que en la pandilla del pueblo hay dos culés que me dicen que ahora le toca al Madrid sufrir con los arbitrajes y que más nos vale resignarnos. ¿Y por qué tenemos que callarnos?".

Realiza una síntesis del Villarato (copyright Miguel Gutiérrez):

"Pues eso digo yo. El madridismo parece narcotizado y va siendo hora de que reaccione. El enemigo se regocija desde que Gaspart devuelve en la Federación de Villar al Barça todo lo que le quitó por sus errores como mandatario. La gente olvida que si no es por el rey Tamudo el Barça habría ganado la Liga con un escandaloso gol de Messi con la mano. El árbitro que permitió la fechoría, Rodríguez Santiago, recibió como premio la final de Copa entre Getafe y Sevilla. Palo para el que favorece al Madrid (¿dónde están Daudén Ibáñez y Tristante Oliva?) y zanahoria para los pelotas del Régimen.

Sin embargo de este párrafo yo me quedaría con un extracto. Un extracto que no por suficientemente tratado carece de importancia:

" La gente olvida que si no es por el rey Tamudo el Barça habría ganado la Liga con un escandaloso gol de Messi con la mano".

O quizá, y recurriendo a su reduccionismo y simplismo argumental y expositivo, lo que Tomás intenta hacer olvidar es que a lo mejor el Real Madrid fue campeón gracias a un jugador que propició un gol con la mano (Depor) y anotó dos goles vitales en la Romareda debiendo estar sancionado.

No creo que esto fuera vital para la liga pues el Barcelona, como el Madrid en ciertos momentos, ha recibido ayudas en ciertos momentos igual, caso de la mano de Messi o algún penalti a Gudjhonsen pero no lo puedo evitar y me revientan ciertas demagogias y sesgos.

En definitiva Tomás es lo que demuestra su periodismo día tras día, arbol talado tras arbol talado, o kilovatio gastado tras kilovatio gastado para leerle en internet, un bobo o un tonto con una pluma, y los tontos con una pluma y un buen megáfono (el que Prisa incautamente ha puesto a su periodismo) tienen más peligro que un mono con una ballesta.

Pero dejemos a Roncero y veamos a Llorens.

Hoy da una muestra más de su manipulación en su ya clásico artículo "no sé que escribir así que busco lo que sea para meter cizaña" y habla del público que ha congregado el Barcelona en sus amistosos.

Haciendo un ejercicio de evitación de la náusea daremos las cifras que da como buenas (aunque no me las crea ni de cachondeo por los precedentes).

Dicho ésto haré mi reflexión y diré que la primera idea que me he hecho del baile de cifras, aunque puede que esté equivocado, es que ha cogido las cantidades que le interesan cuando se dan la afluencias a los eventos, cifras que difieren mucho de unas fuentes a otras pero ésto es una suposición muy mía y por ende subjetivísima.

El parrafito del crimen es el siguiente:

"En la primera parada (Beijing), el equipo congregó a 33.000 personas en el Fejtai Stadium. La capacidad del recinto daba para algunos miles más, por lo que en las gradas se vieron algunos claros preocupantes. Luego, en Yokohama (Japón), en el Nissan Stadium, Ronaldinho y compañía reunieron a 40.000, cuando tiene una capacidad para 73.237 espectadores, mientras que en Hong Kong, la llegada del tifón Pabuk restó asistencia, que tras la suspensión del encuentro un día hizo que sólo fueran 16.500, cuando la capacidad era para 40.000".

Risa da comprobar como omite el dato del aforo del estado de Beijing, supuestamente donde más espectadores porcentualmente se congregaron, y pasa de puntillas sin el más mínimo rigor despachando el aforo con un impreciso y escueto:

"La capacidad del recinto daba para algunos miles más"...

Buscando por Internet uno encuentra cifras de entre 56000 y 57000 espectadores, bastantes más que los 40000 que dice Llorens y muy cercanos a los del comparado en el artículo Manchester United. Aunque este dato lo he mirado en el blog amigo www.odioelmerengue.blogspot.com .

Pero para que nadie me tache de manipulador (Pincho), pongo el link del As donde pone bien clarito que eran 56681 espectadores.

http://www.as.com/articulo/Futbol/Santos/vuelve/dar/victoria/Barca/dasftb/20070807dasdasftb_11/Tes/

Fíjense que no se ponen de acuerdo ni entre ellos y se contradicen continuamente.

Y es que la cosa podía pasar como un simple baile de números invisible para todo el mundo si no fuera porque el tema de la afluencia se ha utilizado como arma arrojadiza contra el Barcelona.

Del tercer partido obvio hablar, no por nada sino por lo precedentes del tifón, agua chirri supongo que para As.

Total que, a excepción del partido post-tifón (jugado bajo una incesante lluvia), el Barcelona, o casi ha llenado los estadios o casi ha igualado al Manchester, club del que Llorens dice:

"Eso sí que es vender en Oriente y tener una buena marca".

Tampoco realiza la comparación ni de fechas ni de países pero éso para que... .

P.D.1 Genial de nuevo Guasch con lo de la sección de tenis del Real Madrid y Rafael Nadal.

P.D.2. ¿Comenzará la campaña de desprestigio contra el Real Madrid y su política de fichajes ante la más que posible holandización del equipo como ocurrió con el Barcelona por el mero hecho de la nacionalidad y el cierre del paso a la cantera?. Veremos.

No hay comentarios: