martes, noviembre 20, 2007

PRISAS SIN PAUSA... O PAUSA QUE NO HAY PRISA.

Está As últimamente felicitándose a sí mismo por el buen momento que pasa el Real Madrid en las competiciones, tanto domésticas como de fuera de nuestras fronteras, y no han caído, especialmente Relaño, tan dado a los refranes (cuando le interesan), de que la piel del Oso no conviene venderla ni ponerla en venta si no la tienes en tu poder.

Analiza el momento de hace dos años en su periódico cuando el Real Madrid perdió por 0-3 en casa ante el Barça y pone de relieve la diferencia de aquellas situaciones con la actual. Cierto que la cosa está diferente. Y además mucho. Pero hay cosas que sobran. ¿Y saben por qué sobran?. Pues porque 4 puntos no son para ir (otra vez) de sobrado.

Leer cosas así le hacen pensar a uno:

"Cuando Ronaldinho sentó cátedra en Chamartín, pareció abrirse un ciclo de dominio azulgrana. Dos Ligas y una Champions reafirmaban aquel proyecto. Pero como cuando Johan, el Madrid se espabiló deprisa: sumó su Liga número 30 y es líder de la competición actual, camino de la 31".

Para qué jugar... .

Pero ésto no es prepotencia:

"Han pasado dos años y parecen dos siglos. El Barça vive en depresión, sobre todo lejos del Camp Nou, y el Madrid le ha comido el terreno. En el fondo, lo de casi siempre...".

Lo de siempre... .

"La falta de grandes ofertas y el título blanco confundieron al Barça, que optó por una solución arriesgada y, hasta ahora, sin fruto: no soltó lastre en el vestuario y añadió un nuevo gallo en el gallinero, el francés Henry, de 30 años. Lo hizo como en los viejos tiempos: mientras los merengues festejaban su título".

Otra vez como siempre... .

"Henry es un gran jugador en decadencia que, entre otros males, tapa la salida a Bojan Krkic. Mientras, el Madrid se renovó en todas sus líneas. Cerró la etapa galáctica y apostó por Gago, Higuaín, Marcelo, Sneijder, Heinze... La sangre fresca, como en los tiempos de Camacho".

Que me expliquen a mí que jugadores de los mencionados ha alcanzado la notoriedad que por ejemplo alcanzaron Etoo o Ronaldinho. ¿Odiosas las comparaciones?. ¿ Alguien se imagina a Gago en la puja por un balón de oro?.

Seamos serios. Son jugadores, de momento (y para servidor en un futuro), sin visos de convertirse en estrellas con el brillo que los entrados en kilos y acabados (quizá sí) culés.

Y la mesura. Para qué... .

" Saturno devora a sus hijos con más saña que nunca. Sólo dos años y Ronaldinho es ahora un lastre para el Barça, el Madrid ha dado veinte bajas y hecho veinte fichajes, los 'galácticos' juegan en Málaga por la pobreza y el que ahora hace echar humo a las palmas es Robinho".

Porque que me cuenten a mí qué jugadores han adquirido notoriedad de esos 20 fichados por los blancos. RVN, Marcelo (porque juega), Ramos y para de contar. El resto los de siempre. Guti, Raúl, Casillas.

Robinho arranca humo ahora de las manos. Claro, igual que hace tres semanas lo arrancaba de la cabeza de los enfadadísimo aficionados blancos.

Relaño. Eres esclavo de tus palabras y tú y tu diario habéis cambiado el ciclo enterrando al Barça, un equipo que igual está putrefacto.

Pero entrando un pelín más es materia, creo que era más fácil enterrar a los galácticos, muchos en la treintena, que al Barça actual, bastante más joven.

¿Que el problema es Ronaldinho?. La solución es fácil. Hay recambios de calidad y, si se tienen las agallas creo que hay solución, porque todo tiene solución menos la muerte, y ésta en el fútbol la marca la edad, esa que de momento no ha atacado al Barça de forma tan definitiva como te apresuras a publicar (¿acaso desear?).

2 comentarios:

www.madridadas.com dijo...

Me resulta curioso un blog de un culé (supongo) que lee el As. Yo soy madridista y no puedo leer a este tipejo ni a otros de su estirpe, véase Roncero y otros muchos más, a no ser que quiera escribir un post sobre ellos, en el 110% de los casos, criticándoles.

Saludos

santote dijo...

El blog comenzó como una crítica al Villarato, luego evolucionó (algunos dirán degeneró), en una crítica hacia As en su mayor parte.