miércoles, noviembre 07, 2007

SINTESIS Y LINEAS MAESTRAS DEL VILLARATO.

Hace ya meses, un año quizá, que me enfrasqué en el mundo de los blogs y comencé a escribir, en mayor medida, del tema que da nombre a la bitácora y sobre los artículos de los creadores de la conspiración, oséa los periodistas de As.

Ha pasado tiempo y se han dicho muchas cosas, algunas acertadas, otras no tanto, otras enfatizadas por el momento que tocara... y creo que estoy en disposición de emitir algo que se asemeje a lo que va en el título.

El Villarato, al fin y al cabo, no es más que una argucia editorial destinada a captar lectores. El truco, por antiguo, no deja de ser de lo más primario y básico, y no es otro que intentar llegar a un público determinado de la forma que sea, un público numeroso (el que más en España) al que por adherirse a ciertas teorías no sería conveniente enjuiciarle más allá de lo conveniente.

Ciertamente quién crea en el Villarato cae en un error en el que todos caemos en menor o mayor medida, y no es otro que la excusa personificada en otros. Todos somos vanidosos por naturaleza y nos molesta asumir que un error es cosa nuestra, de este modo, y por hablar del tema que nos interesa, quién sienta alguna frustración por cuestiones como el fútbol tendrá el corazón un poquito más abierto hacia aquel que le diga, primero, que la cosa no es para tanto, y segundo, que la culpa de su desasosiego la tiene otro. Yo mismo me incluyo en aquellos que tienen actitudes como la citada y busco culpas en los demás antes que en mí mismo.

Pues bien, con esto no quiero decir que exista un amplio sector de público que no apele a lo razonable y vea las cosas como son, sin embargo, un mal endémico de nuestra sociedad es echarle las culpas a otro. Por lo tanto éste es el principio psicológico del que se valen Relaño y sus secuaces para enarbolar su bandera conspirativa.

Lo de Relaño, por lo tanto, no es más que una política empresarial, más o menos sucia, de mejor o peor catadura moral o que caiga más o menos en gracia pero sólamente eso. Sin embargo lo deleznable son las artimañas de las que se sirve.

Relaño no tiene reparos en moldear la realidad a su antojo para mostrarnos el tablero en el que más cómodo se siente y en el que le gusta jugar.

Su Villarato no está basado en ninguna prueba, ni objetiva ni empírica, por lo tanto no está basado en nada real.

Realmente la labor más ardua de la conspiración ha sido contextualizar su teoría y ponerla en un entorno que la haga más o menos creíble, y como todo en la vida, este tema tiene que tener un comienzo, el cual Relaño, a pesar de los casi 20 años de Villar en la Federación, ha fijado hará más o menos 1200 días.

No es necesario indagar mucho para encontrar la respuesta, ésta no es otra que por entonces fue cuando el Barça comenzó un ciclo victorioso que a su vez hizo necesario un giro de política editorial, oséa pasar de la permanente (y a veces cansina) adulación a lo madridista e intromisión negativa en lo que por entonces era una de las épocas más negras del pasado cercano culé hacia la negación de la legitimidad de los éxitos barcelonista y el escaso ahondamiento en los por qués de los fracasos madridistas.

Ciertamente (y tristemente) ha tenido calado su campaña y no es extraño la proliferación de foros, publicaciones o comentarios a pie de calle en los que Villar no sea el protagonista.

CONTINUARA.

3 comentarios:

Javier dijo...

Estoy de acuerdo en parte con tu post. Creo que el Madrid, los años de sequía, no los puede achacar a ningún Villarato. También creo que los éxitos del Barça se deben a su mejor fútbol.

Pero también pienso que, en el cómputo de ayudas, en los últimos años el Barça recibe más ayudas que el Madrid (que también las recibe, si lo comparamos con equipos pequeños).

Para terminar, todo lo que comentas es directamente aplicable a la prensa culé, sólo que te tendrías que remontar a los años 50. Cambia "Villarato" por "Franquismo" o por "Aznarismo", y tendrás un resumen de lo que opina la prensa culé sobre los arbitrajes que sufren Madrid y Barça.

santote dijo...

@Javier

Todo es extrapolable aunque con matices, pues acusaciones de franquismo o aznarismo tienen una vertiente distinta por ser éstos gobernantes políticos.

Del tema cuantitativo de las ayudas intentaré dar una reflexión en sucesivos posts.

Y para terminar, espero tu colaboración con tus, casi siempre dispares, puntos de vista.

Pincho dijo...

@ santote

Los tuyo no son dispares. De hecho algunos son disparates.
Secretario manipulador, no viene al caso pero hacia mucho que no te lo decia.

Un saludo fenomeno.