lunes, noviembre 12, 2007

VILLARATO. CASO CERRADO.

Ahora es cuando uno se acuerda de aquellas sensaciones que le quedaban tras una victoria culé holgada, en la que había mostrado mejor juego pero se había visto salpicada por la señalación de un penalti discutible, para otros inventado y premeditado. Todavía se han tenido que aguantar las gravísimas acusaciones por parte de algun sector de la prensa en esta temporada de lo de siempre.

Y ahora resulta que lo importante es el juego.

Tras un penalti, que por supuesto Relaño se apresura a decir que le pareció involuntario.

Tras un gol en fuera de juego, que por supuesto Relaño se apresura a decir que se le escapó al árbitro.

Y sin embargo uno considera las decisiones del árbitro complicadas si se aferra a la realidad, otro caso bien distinto es cuando se parte de un contexto y de un guión perfectamente (se supone) escrito y dirigido por el que todos saben ya.

Clamaban la ordas madridistas por el gol de Henry contra el Almería, pero entre el clamor y el vocerío se pasó por alto a aquella vocecilla que deslizaba de forma baldía que Robben en Getafe partió en fuera de juego y ayer Robinho hizo lo mismo. Sin embargo a esto se le llama "pasar por alto". En otros campos recibía el calificativo de "empujoncito nuestro de cada día".

Recuerdo también un Sevilla Barça donde la mafiosa prensa madridista se apresuró a calificar aquello como atraco porque no se señalaron tres penaltis por manos culés. También recuerdo de aquel partido que sólo una, la de Belleti (que Caparrós asemejó a las artes de Romay), fue clamorosa, las otras, con el planteamiento de Relaño, fueron manos susceptibles de ser calificadas de "no voluntarias", cuestiones de la subjetividad más que nada.

Pero por seguir en materia, no sé si el personal recuerda lo que sigue:

" Primeras dudas. El problema fue que en Polonia no hay árbitros como los españoles, cosa que Smolarek no sabe. El polaco se lanzó a pies de Abidal con demasiado ímpetu, llegó algo tarde e impactó en una espinilla del francés. Muñiz le enseñó la roja directa, así, sin más, para que las primeras dudas en torno a los errores arbitrales cuando juega el Barça no se hagan esperar".

Lo digo, como todos supondrán, por lo de Zambrotta en Getafe, expulsión justa ahora sí para la prensa madridista.

En fin, que creo que ahora que el Real Madrid se aparta de la racanería en el juego le llueven los beneficios arbitrales, como algún que otro equipo que yo me sé, sin embargo, ahora y sólo ahora, no son censurables los "trabajillos" arbitrales.

Qué ruina.

No hay comentarios: