lunes, marzo 31, 2008

POR ENCIMA DEL BIEN Y DEL MAL.

Uno se pregunta constantemente en que punto de la trayectoria reciente se produce eso que en el cálculo infinitesimal viene a llamarse punto de inflexión. Ese punto en el cual, la tangente de una curva, en este caso función f(x) pasa de tener una pendiente (derivada) de signo positivo a tener un signo negativo.

Escarbando en el pasado quizá existan hitos. Quizá miramos a Saint Dennis con nostalgia y la certeza de que allí, bajo un tremendo aguacero, se quedó todo el recorrido de un equipo creado para marcar un antes y un después en la historia culé. Un equipo con el quizá mejor jugador del mundo. Un equipo con un delantero entre los 4-5 más dotados del continente. Un equipo con una defensa que aunaba contundencia (Puyol) con elegancia y capacidad de jugar al fútbol (Márquez). Un elenco de espectaculares comparsas que quizá a día de hoy sigan ejerciendo como aquella noche de mayo pero que no encuentran a aquellos en los que por entonces eran los líderes del equipo.

Con estas reflexiones uno se pregunta por la catadura moral de muchos, pero apunta (y califica como) a una manzana podrida, a alguien que cobra sus honorarios por jugar al fútbol y no lo hace, a alguien que quizá murió (futbolísticamente hablando) mandándole un poema de amor entre el ébano de la defensa gunner a lo poco que queda digno de mención (por la honradez, bendita cualidad) de aquel equipo que se ganó (y no es tan fácil) el respeto de Europa con fútbol y resultados. Aquel señor era Etoo (delantero que no es que me llame la atención especialmente), y a día de hoy camina entre la necesidad y la profesionalidad, entre el orgullo y la verguenza torera, entre la dignidad y la rabia. Otro, el remitente del poema, es (era) Ronaldinho.

Mezcla de impotencia, rabia y resignación siento en estos momentos. En ese orden. Aquel día, en aquella jugada, Ronaldinho estaba firmando la rúbrica final a su contrato. Aquel día, por caprichos del destino (y quizá ironías danone) Ronaldinho perdió el hambre. Puede que aquel día muriera este Barça, en lo más alto, pero nació otro, el más bajo. El más ruín. Ése al que sólo sostienen, a día de hoy, la verguenza de algunos y el corazón de otros (los canteranos).

Sin embargo hay luz al final del túnel. El problema es que no sabemos la longitud del túnel. Allí, en el fondo, esperan Bojan y los canteranos actuales. Allí, en el fondo, esperan algunos buenos jugadores recientemente contratados. Allí, en el fondo, espera el chacal y un argentino, el sucesor de Maradona dicen algunos, un jugador probablemente (esperemos no equivocarnos) irrepetible.

Allí espera Messi, aquel jugador que no fue invitado, por caprichos del destino, al banquete de París. Aquel día paso hambre, hambre de gloria, exactamente aquella gloria que se llevó, y ahora me pregunto por la justicia del asunto (quizá sea ventajista), Ronaldinho... , Ronaldinho y no Etoo.

Un nuevo Barça se avecina. Estoy seguro. Veremos si es aquel de Christanval y cía o este con acabados brasileños pero motor camerunés.

Mañana, el Genselkirchen(¿?), se reparten las invitaciones para un nuevo festín, esperemos que no sea demasiado pobre, mientras, algunos lo verán desde alguna sala con nombre de traje de baño y quizá con más sangre en las cavernas que en la cabeza.

5 comentarios:

abortigen dijo...

Bienvenido de nuevo a tu blog, que me he enterado ahora mismo de tu vuelta.
Mucha gente se olvida de los Gio, Giuly, Larsson... quizá en esto y en la decadencia de Ronaldinho, Deco, Puyol, Zambrotta... sea el problema. La verdad es que se necesita una buena limpieza(empezando por arriba) y como dices, fichar hambre.
Yo tendré la ilusión de todos los veranos.
Y como somos masoquistas confiaremos en ganar contra el Schalke... saludos, me alegro de tu vuelta

JavierH dijo...

Buen texto. Igual que muchas veces me he metido con tus faltas de ortografía y tu extraña (en ocasiones) forma de expresarte, también te digo que este texto me ha gustado tanto por su contenido como por su continente.

En cuanto a lo que dices, no es nada nuevo. Ya se vio con el desplome del Madrid galáctico, que de campeón de Europa y, al año siguiente, campeón de liga, pasó a "vagabundear" por la Liga durante 4 años y por Europa aún continua así.

Y el Dream Team también tardó varios años en hacer la limpieza necesaria cuando terminan los ciclos triunfales. Una pena que a los dirigentes de equipos grandes les tiemble el pulso cuando se trata de limpiar la caseta y traer sabia nueva.

santote dijo...

@Abortigen

Pues sí, aquí andamos otra vez, aunque esta vez, sin abandonar la prensa, le voy a dar un toque más futbolero. Bienvenido de nuevo.

@Javierh

Celebro que te guste algo de lo que digo, creo que sumando todas las veces van 1. Es broma, espero que te pases mas.

McCarran dijo...

Solo espero que Dios me de la oportunidad,en caso de eliminar al Schalke,de vivir las previas de una hipotética semifinal con el Manchester

Son de esas "batallas" que siempre recordaré,incluso si nos echan

atreyu_25 dijo...

los garndes equipos nacen del hambre de exito pero mueren saciados de el.

si quieres saber qué fué de los jugadores más carismáticos del futbol español entra en:
http://quefuedeaqueljugador.blogspot.com