domingo, abril 13, 2008

AQUELLO QUE SOÑÉ.

Me levanto hoy y puedo constatar (y constato) que para el nacionalmadridismo no existen varias cosas.

Hoy, paradojas del destino, "no estamos con las ayuditas".

Hoy, como si todo aquello que viví hubiera sido un sueño, me despierto con que algunos hablan de Gordillo y Michel. También de Vicente, Crusat y Joaquín. Hoy, por extraño que parezca, parece que lo importante son algunos temas cuasifilosóficos del fútbol, a saber la importancia de los extremos.

Hoy, como si se hubiera alcanzado la virtud de la imparcialidad, algunos se limitan a informar de la labor arbitral contando la realidad, sin interpretaciones, sin búsquedas de segundas intenciones, sabiendo, parece, perder.

Porque hoy, resulta que lo del árbitro, repito, hoy precisamente, "es difícil de explicar".

Y me asombro yo de la facilidad con la que cierta explicaciones rápidamente se vestían de ayuditas y ya no. Me asombra comprobar como ciertamente el periodismo va tendiendo a la imparcialidad poco a poco y me alegro de ello.

Hoy, como si de una persona se tratara, no se trata a Beto de carnicero, además, no es necesario hacer sangre con el chaval ya que a quién casi parte la pierna fue a Ezquerro, total, para lo que iba a jugar no importa. Qué diferencia tras cierta entrada de Quique Álvarez a cierto cisne holandés. Supongo que será porque a los grandes jugadores hay que protegerlos, y Robben lo es. Ezquerro, mal que le pese a algunos, no.

Por todo esto hoy es un día feliz. Aquí, en Cáceres, hace un sol radiante tras una semana de nuber y lluvias. Parece que todo se ha confabulado para que vivamos en un mundo mejor. Estamos de enhorbuena porque la cosas, para algunos y suponemos que debe de ser así, están como debieran, con el Madrid a punto de ganar la liga, las únicas ligas que se ganan sin "reparos" ni "ayuditas". Enhorabuena a todos de nuevo.

2 comentarios:

vaca dijo...

es lo de siempre: ¿qué hubiera pasado si en vez de dar un gol ilegal al recre se lo dan al barça en su estadio y encima empata?

Algo parecido pasó con un gol de Touré, y la de sandeces y conspiraciones que se desataron desde la brunete.

vaca

Salva M. dijo...

a vaca,

pues no pasó nada parecido con un gol de Touré.

(1) El de Touré era, cuanto menos, dudoso. El de ayer no.
(2) Aunque todos los que estáis recordando la jugada lo pasáis por alto, el partido donde pasó lo de Touré fue así:
- El Barça marca el 1-0.
- El Athletic marca el 1-1 EN FUERA DE JUEGO.
- El Barça marca el 2-1 CON UN GOL FANTASMA.
- El Barça marca el 3-1.

De aquel 3-1, ¿se puede quejar el Athletic del árbitro? Sí, y el Barça también.

¿Se puede quejar el Recre del árbitro de ayer? No, pero el Barça sí.

Hay mucho gol fantasma por el mundo, y sin gol también.