viernes, mayo 02, 2008

SE ACABO UN MINICICLO.

Sí, lo llamo miniciclo porque considero un balance paupérrimo dos ligas y una Champions. Si acaso, y por endulzarle los oídos a los que más mesura puedan aportar, podríamos hablar de una temporada magnifica. Fue aquella, la de hace dos años, con doblete liga y Champions.

Realmente no sé que decir en estos momentos sobre la situación azulgrana, si acaso, y ésto es evidente, que no es buena. Si acaso, y quizá ésto también sea evidentísimo, que la situación es muy mala para las expectativas creadas.

El fútbol como deporte y como competición murió hace tiempo por Barcelona. Acaso con aquel afortunado gol de Belleti en París. Tras aquello, y a pesar de aquellos ejemplos que muchos nos negamos a ver agarrándonos en las diferencias (galacticidio) obviando las similitudes (enormes quizá por otro lado), el Barça comenzó una espiral de autodestrucción que a día de hoy, y amenaza con perpetuarse, ha sido brutal.

Quizá agarrados a los réditos de los éxitos pasados y a la comprensión de que un error se le puede perdonar a cualquiera, comenzamos esta temporada plenos de ilusión y de optimismo. Quizá incluso el optimismo durara hasta hace un par de días, justo lo que tardó Scholes en ponernos en nuestro sitio.

Y bien mirado, y más friamente reflexionado, era normal. En Champions no se ganó a nadie mínimamente duro, y dónde se ganó, fue con pírricos tanteos que quizá hablaran bien a las claras del momento que pasábamos.

Era injusto que llegáramos a la final de Moscú, éso hay que asumirlo. Sólo conozco a un equipo capaz de ganar sin merecérselo. Quizá dos. Por eso son los que más torneos tienen en sus vitrinas. Por eso son los mejores de la historia. Aunque yo me niego a éso quizá llevado por algún extraño sentido de la correción y la justicia. Un hipócrita quiza sentimiento, pues en el fondo esta temporada quería ganar como fuera, olvidando el nivel de juego que teníamos.

Hoy día asoma Mourinho dicen algunos. Otros dicen que Guardiola. No sé quien será mejor como entrenador la verdad, porque lo cierto es que el camino se demuestra andando, si acaso sí que podré decir que me parecerá un detalle de mal gusta por parte de Laporta y su directiva apelar a la nostalgia para alejar la responsabilidad dándole el mando a Guardiola a día de hoy. Es una cortina de humo a mi parecer. Pero no sabremos si no probamos. Eso sí, podemos decir que Guardiola, a día de hoy, si resulta ser entrenador del Barça, estará en una posición incómoda y expuesto a mucho cruce de intereses a los que puede sucumbir ante su evidente (todavía) falta de galones. Veremos qué pasa.

¿ Mourinho ?. Te asegura ganar la liga. ¿La Champions?. Sabemos que sabe el camino para conseguirla, el problema es si queremos deslizarnos por ese sendero de mezquindad (futbolísticamente hablando y no tiene por qué ser malo el calificativo), resultadismo y sobre todo fácil verborrea que puede dar un nuevo enfoque y concepción a ciertas bases preestablecidas desde hace tiempo en el Barça, esas bases que propugnaban hablar sobre el terreno de juego.

No sé por quién definirme. Si acaso, y ante el hambre que pasamos, por Mourinho.

¿Vosotros?.

2 comentarios:

TUIO dijo...

Pues yo apuesto por Mou. Guardiola esta muy tierno todavia, no dudo de sus aptitudes pero no creo que sea la solucion.

Me gusto mucho el articulo de Marti Perarnau en Sport el otro dia, supongo que lo leiste pero te dejo el enlace por si te interesa.

Suele coincidir Bastante con Marti Perarnau, tanto en sus apariciones radiofonicas como sus notas en sport.

Como el dijo alguna vez, "El barça tiene que plantearse que quiere ser de mayor" Tenemos que decidir a que queremos jugar.

Mou no es un amarrategui, ni defensivo, no le gusta el doble pivote y con el Chelsea empleo un 4-3-3 como el barça pero mas fisico, vertical, sin especular con el balon ni tener la posesion como objetivo, al contrario que el barça que no juega para marcar goles sino para tener el balon.

Para el barça el gol es algo que aparece de una forma pasiva, un subproducto de la posesion. La finalidad es el gol pero siempre como fruto de la posesion y el mareo horizontal de los centrocampistas-atacantes.

El futbol competitivo de ahora es otra cosa, es mas fisico, que no menos tecnico. Es mas rapido, que no menos atractivo, es mas defensivo, que no significa menos goleador, en definitiva es mas profesional, mas dedicado, mas estudiado y trabajado..

Bueno, perdon por el rollo pero necesitaba desahogarme. Como me fichen a Guardiola me dara un patatus..

TUIO dijo...

Perdon me olvide el enlace de Marti Perarnau, es este

http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idnoticia_PK=505373&idseccio_PK=1132

Espero que te guste.