martes, diciembre 30, 2008

COMO SIEMPRE, EL CULPABLE ES EL BARÇA.

Existe una semiverdad histórica que dice, entre otras cosas, que el Barça es un club segundón, un equipo que vive acomplejado por la historia del Madrid y que necesita estar continuamente mirando hacia Concha Espina para justificarse y celebrar sus victorias, derrotas y hasta empates.

La cosa puede que tenga algo de realidad, sin embargo de unos años a esta parte, y a fuerza de culminar muchas discusiones futbolísticas con el manido : "pero tenemos 9 copas de Europa", uno se va dando cuenta de que quizá, por mucho que les pese a muchos juntaletras, las cosas están cambiando y de repente ahora lo que haga el Barça (incluso lo que no haga) es importante.

Obvio decir que en el intervalo de los últimos años (unos 20) el palmarés de Barça y Madrid ya no es tan distante llegando incluso a ser el Barça superior en algunos torneos e inferior en otros, yendo por delante el Barça (que no detrás el Madrid) incluso en torneos de la importancia de la liga con dos entorchados más que el eterno rival.

Pero no es momento de hacer elucubraciones en este sentido sino de constatar que, por extraño que parezca, aquello que se dio en llamar "madriditis" ha pasado a tener un homólogo de sentido contrario que bien podría llamarse "barcelonitis".

Bien es sabido que las ligas de Tenerife fueron robadas por los arbitrajes, que las de Van Gaal fueron una filfa de torneos y que las de Rijkaard supusieron un delito que tenía que pasar a estar recogido en el código penal. También hay que tener en cuenta que la Champions de París se ganó sólo gracias al calamitoso arbitraje que aconteció en el Camp Nou contra el Milan. Tampoco entraremos en exceso en un penalti sobre Iniesta de Nesta en la ida y en que al Milan le anulaban un gol que valía para empatar la eliminatoria y nunca para colocar el tanteo en un escandaloso y definitivo 0-5. Sí, cinco goles Milan mediante suelen ser decisivos, de éso también sabe algo el personaje del que hablaremos abajo.

Y a pesar de la poca legitimidad que tienen las vistorias culés en As, uno de sus menos agraciados periodistas (periodísticamente hablando, por supuesto), pone al Barça en la palestra para hablar del reciente conflicto surgido en la casa blanca por la posiblidad de que alguno de sus dos recientes fichajes, el holandes Huntelaar y el francés Lassana Diarra, no pueda jugar la Copa de Europa.

Dice Roncero cosas tan coherentes y que procenden tanto como éstas:

" Está claro que lo de Lass y Huntelaar ha sido un gol en propia meta y es difícil imaginar que Platini vaya a levantar el banderín para anularlo. Se echaría encima al resto de grandes de la Champions y este tipo de personajes siniestros saben que necesitan de todos sus mancebos para mantener su aborrecible modus vivendi. Eso sí, si el Barça dio plantón en una semifinal de Copa sin castigo alguno y además no cumplió sus dos partidos de sanción por tirar una cabeza de gorrino y botellas de whisky, que Villar asesore a su amigo Calderón de cómo hacerse el lonchas para salvar el jaque mate ".

En una mezcla churrimerinesca de proporciones catedralícias aquí ya vale todo para justificar las miserias blancas. Y el Barça, claro está, anda metido por medio como único beneficiario de la ley del fútbol.

Habla también el bueno de Roncero más arriba de un partido en Munich dónde al Madrid le anularon un gol supuestamente legal a Ramos por manos en un control. Yo, a día de hoy, aquella jugada no la tengo tan clara, tanto si es sancionable como si no, pero lo que sí tengo más claro es que aquella noche, con 2-0 para el Bayern, el Real Madrid entró en la eliminatoria merced a un penalti que no es que no fuera ya que no existe contacto, sino que encima, en el caso de que se hubiera producido algún toque a Robinho, jugador madridista por entonces, fue clamorosamente fuera del área.

Pero para qué vamos a explicar y recordar aquello. Yo selecciono la historia, la corto, la selecciono, la visto como quiera y la enseño.

Y cuando algo no se puede enseñar el culpable, como no, es el Barça.

Sin embargo, la mayoría del artículo lo dedica a llorar cuando el título sugiere otra cosa, y es para hablar del problema de la inscripción de los dos jugadores antes mencionados.

Tomás ya ha tomado una decisión. Huntelaar, por llegar tarde a Madrid debido a un retraso en los aviones, se debería quedar fuera. Es más, yo propongo otra sanción por no haber cogido él un avión y haberlo traído desde Holanda, que no juegue la del año que viene.

El remate de Roncero en su artículo habla bien a las claras de la coherencia de este señor a la hora de hablar de fútbol y espeta un hipotético imperativo al holandés:

" Ahora, te quedas sin Champions por membrillo. Besa este escudo sagrado y ahora pide perdón de rodillas".

De estas concepciones cuasidivinas del Real Madrid vienen estos lodos del nacional-madridismo.

miércoles, diciembre 24, 2008

LA COSA SE ESTÁ PONIENDO CHUNGA.

En las sedes de la propaganda nacional-madridista deben de estar que se arrancan los pelos por lo que está aconteciendo esta temporada futbolística.

Sólo así se explican las tretas a las que están recurriendo para desestabilizar al Barça.

Porque vaya por delante que yo creo que es mentira lo que hoy publican de Messi.

Y partiendo de esta premisa diré varias cosas que pienso sobre esa panda de malos perdedores a los que muchos conceden el beneficio de la duda y el premio de periodista "menos malo".

Porque ya el otro día, un tal Oscar Megía, publicaba una antológica crónica dónde de forma muy sibilina (¿era esta la palabra Oscar?) dejaba caer lo de siempre, que los árbitros favorecieron al Barça.

Sin embargo, lo de esta vez era ya escandaloso por lo improcedente ya que no aportaba ni una sola jugada en la que el Barça supuestamente se beneficiara. Es más, con una cara que haría sonrojare a cualquiera con dos dedos de frente olvidó un penalti más o menos claro sobre Etoo y ni siquiera se dignó a emitir juicio de valor sobre la expulsión de Piqué.

Al que ahora, visto el video por el CTA, le ha retiraro la tarjeta.

Aunque claro, admitir estar dos jugadas en un partido que acaba 1-2 hubiera sido contraproducente.

Y no por ésto vamos a dejar que dos verdades arruinen una verdad, su verdad, la de AS.

Vamos, una mentira contada mil veces con tan poca base que ni siquiera tiene atisbo de realidad.

Porque ya el otro día Relaño tuvo que agarrarse a empates que se convirtieron en victorias.

Pero sólo en partidos del Barça que los demás no han tenido ni un beneficio en toda la liga.

Y ahora nos salen con ésto.

Con una mentira antes de navidad.

Justamente ahora que el personal se marcha a sus países.

Justamente ahora para que quien calle, supuestamente otorgue.

Como siempre hacen en AS, con nocturnidad y alevosía.

Sin derecho a réplica.

Para qué, ellos ya tienen su verdad y no van a dejar que nadie se la estropee.

lunes, diciembre 22, 2008

LASSANA DIARRA, EL FICHAJE DEL SIGLO.

Los panfletos nacionalmadridistas están de enhorabuena porque indirectamente la lesión de tanto jugador madridista y la consiguiente necesidad de nuevos fichajes les está evitando la engorrosa y dolorosa tarea de poner el foco en el Barça, que acaba esta jornada 16 con la nada despreciable ventaja de 10 puntos sobre el segundo clasificado, el conjunto blanco del Sevilla.

Parece que el nuevo jugador blanco es la coartada perfecta tal y cómo hemos dicho para que hoy no se hable del Barça como parece que se merece, pero ésto no es motivo para que, una vez más, se tire mierda sobre el Barça con la cuestión de siempre.

Hoy dos veces.

De forma sibilina.

Porque parece que lo de anoche en el Madrigal fue eso, "sibilino".

No hubo jugadas trascendentales que favorecieran al Barça, pero este hecho no ha desanimado a algunos juntaletras que sí que vieron que el Barça, de nuevo y parece que por los siglos de los siglos, vivió inmerso en un arbitraje "amable", epíteto acuñado por el señor de la barba.

Supongo que el minuto 55 el línea y el árbitro se equivocaron en un saque de banda.

Quizá los cordones de Puyol estaban mal atados y debía de haberse salido del campo durante media hora.

O quizá el árbitro en un partido de ésos en los que suelen añadir los 3 minutos de siempre debía de haber añadido 50 minutos y no 5.

El caso es que a expulsión de Piqué debió de ser justísima porque en la crónica de As se despacha con un revelador: " Todo pudo cambiar en los últimos diez minutos. Tras la roja a Piqué, el Villarreal se lanzó a tumba abierta a por el empate".

Para qué hablar de la justicia de la decisión si ya estaba todo bien pensado.

Para qué hablar de segundas intenciones y de conspiraciones.

Pues la respuesta a todo ésto nos lo da el (ahora sí) sibilinio artículo de Relaño, dónde ya tiene que rascar en empates que se conviritieron en victorias.

Sí, empates que se convirtieron en victorias, ya hay que ser penoso para recurrir a éso.

En dos partidos, contra el Espanyol y el Betis, se supone que el Barça debía de haber empatado.

Pero sólo al Barça le han ayudado, porque hablar de derrota que se convirtió en vitoria en algún Madrid-Málaga es demasiado fuerte y además conviene olvidar.

Por éso desde los focos nacionalmadridistas se silencia todo.

Pero lo que repugna son los bemoles que hay que tener para deslizar que el árbito benefició al Barça anoche.

Bemoles de los grandes para decir que el arbitraje sibilino de Clos Gomez favoreció al Barça.

Bemoles para ser sibilino y no hablar de un penalti a Etoo antológico (como el del Barça-Betis sobre Sergio García más o menos).

O como las manos de Sergio Ramos en el Camp Nou que además suponían la segunda tarjeta del sevillano y la consiguiente expulsión, más o menos como lo de Márquez, sólo que lo de este último es más importante y decisivo.

Aunque sería interesante poner sobre el tapete todo.

Lo que beneficia y lo que no.

Pero claro, ésto sería demostrar bien a las claras lo repugnante de una propaganda nauseabunda a todas luces que no tiene razón de ser más que el desprestigio a lo culé y la miserable justificiación a las desdichas madridistas.

El Barça, después de jugar el único partido serio de la temporada según Guasch en su infumable Orsay, es líder destacado con diez puntos sobre los blancos del Sevilla de mi fuente de inspiración Alvarado.

Ése al que copio su estilo.

Porque su estilo es sólo suyo.

Con copyright.

Con la SGAE mirándome con lupa.

Porque esta forma de escribir la inventó Alvarado.

P.D. espero que mucho experto en filología alvaradiana ponga también la voz en el cielo para aquellos que han copiado lo poemas endecasílabos de Garcilaso de la Vega, única persona con potestad para hacer uso de tal artificio literario.

lunes, diciembre 15, 2008

EL ÁRBITRO, COMO SIEMPRE, INFLUYÓ.

Del planteamiento del Madrid el otro día se han dicho muchas cosas y yo también diré la mía por supuesto, sin embargo, una vez más, me asquean ciertos periodista que pretenden arrojar, como siempre, la sombra de la sospecha a toda victoria culé.

La licitud de un plantemiento en el que las tres ideas centrales sean el marcaje al hombre, las patadas a Messi y al patadón para ver si brota algún delantero cual césped en la delantera es discutible, sin embargo la grandeza del asunto no admite dudas. El Madrid jugó como un equipo pequeño, se creyó pequeño y acabó como muchas veces terminan los equipos pequeños, ahogados por el cansancio de tanto braceo en la mezquindad, cosa que, como muchas veces se dice, es cuestión de tiempo que ocurra, a saber que encajes el primero y luego venga el resto.

El Madrid fue capaz de mantener la portería a cero durante 82 minutos, mucho tiempo pero lo consiguió, pero a uno, tras perder finalmente, le quedaría cierto resquemor de no haberlo dado todo para ganar.

Porque el Madrid jugó para no perder , y está claro que hay más gloria en luchar por una victoria que buscar una no-derrota.

Ahora bien, nada es verdad al 100% y planteamiento como el Madrid sería lógicos si sobre el campo hubiera jugadores con talante destructor en sus genes futbolísticos, sin embargo ni siquiera sucedía éso, más bien al contrario, ya que uno pudo comprobar que en las filas merengues todavía permanecían en pie soldados de la concepción futbolística de Gago, Guti, Sneijder o Van der Vaart. También Higuaín y Raúl, por lo que creo que el Madrid podría haber jugado a otra cosa.

No le quedaban sin lesionar a Makelele, Viera, Redondo, Butcher o Vinnie Jones, sino que tenía jugadores de buen trato por la pelota y de eminente gusto por el juego ofensivo.

Y el desencanto y desacuerdo de todo lo que pasó en el partido lo escenificó Guti, aún con empate a cero, cuando fue sustituido por un jugador más acorde con el partido planteado Javi García.

Curiosamente la fortuna, tan caprichosa a veces, deparó lo contrario y la historia cambio su guión para juzgar y condenar tanta mezquindad.

El Madrid, con los mimbres que tenía, podía haber jugado a otra cosa y no lo hizo. La consecuencia fue una derrota cruel y que para mí sería más dolorosa porque no he jugado todas mis cartas.

Pero bueno, esto es más análisis futbolístico que otra cosa y mis derroteros en el blog van por otro lado, más que nada lo anterior no era otra cosa que dar mi visión, como siempre opuesta, a la grandeza que le han atribuido al Madrid por su decorosa teóricamete derrota del sábado.

No tuvo grandeza el Madrid, pero lo de su prensa no tiene nombre.

Pero no lo tiene por varios motivos.

Uno es que Josevi tenga los bemoles de decir que al Barça, en casa y contra el Madrid, no le expulsan a nadie ni le pitan penales contra. Mentira Josevi, éso sucedió exactamente hace dos años, con Oleguer y con un penalti sobre Guti, pero para qué recordar aquello.

Es más, resulta asombros constatar lo importante de la no expulsión de Márquez y lo poco que fueron las de Cannavaro, Gago o Diarra en otro clásicos.

Es lo que hay y es lo que tienen que soportar lo culés.

lunes, diciembre 08, 2008

PREPARANDO LAS EXCUSAS POR SI ACASO.

El derbi de la próxima jornada lo pitará Medina Cantalejo, rebautizado por "culentalejo" por algunos, y el apasionante partido llega precedido de una jornada en la que el Real Madrid, vista la admisión por omisión de Mijatovic en su "no diré nada del árbitro, que juzguen los demás" (más o menos) y el levantamiento en armas del nacional-madridismo, ha sido perjudicado por la labor arbitral una vez más.

Sí, una vez más.

Porque beneficiado no ha sido nunca.

Repito, nunca.

El caso es que al supuestamente "culé confeso", el colegiado González Vázquez, lo han crucificado de tal manera que parece que con él, el Real Madrid ha perdido todos los partidos con escarnio y por goleada.

Y no es así.

Por ejemplo tras una ardua polémica que mantuvieron a raíz de la designación como trencilla del citado colegiado para un Atlético-Real Madrir que los blancos ganaron por 0-3.

Aquel partido se abrió con expulsión de Antonio López por penalti a Raúl que admite más que suspicacias por la forma en que se produjo ya que es más que dudoso que aquello fuera ocasión manifiesta de gol, de hecho hubo algo de polémica, pero todo quedó en agua de borrajas por no disponer el mundo atlético de los altavoces pertinentes. Penalti sí que fue, de eso no hay dudas.

Pero de lo que sí hay dudas es en como encajar que un árbitro culé confeso y claramente predispuesto a "atracar" al Madrid sea capaz de interpretar tan rigurosamente el reglamento a favor del Real Madrid.

También hay dudas en cómo encajar que con González Vazquez, ese colegiado que acribilla al Real Madrid, el Madrid halla ganado 4 partidos y perdido 4.

4 y 3 hasta ayer.

No veo tan mal balance.

Aunque claro, otros sí que lo verán, ya que considerán mal árbitro y vendido al Villarato a todo aquel con el que el Madrid no tiene un inmaculado pasado de victorias.

Tampoco valen los empates.

Pero para lo que hay que ser lamentable es para ser un mentiroso compulsivo y obviar, como siempre, todas aquellas situaciones en las que González Vazquez ha estado inmerso en partidos en los que misteriosamente el Barça no ha ganado, a pesar de ser arbitrado por un culé confeso.

Como por ejemplo la jornada pasada contra el Getafe.

O como por ejemplo en un Sevilla-Barça dónde los culés perdieron por 2-1 y acabaron con nueve por expulsión de Giuly y de Zambrotta, la segunda para enmarcar y la primera para hacerlo mirar.

Pero aquello hay que olvidarlo, hoy lo que interesa es lo de González Vázquez, el de los "siete pecados capitales", el que esquilma al Madrid cada vez que se cruza en su camino.

Y no es así, como ya hemos dicho, y tampoco beneficia al Barça siempre, como ya hemos recordado.

Pero lo que pasa aquí es lo de siempre.

Que hay que tirar mierda para todos sitios, como un niño malcriado, cuando las cosas no van como queremos.

Y ahora las cosas no marchan o, como diría algún que otro diario, los árbitros no son "neutrales".

Y que conste que creo que ayer, en el cómputo general del partido, el Real Madrid salió perjudicado, igual que otros días ha sido beneficiado de la labor arbitral.

Pero también habría que admitir que Marcelo acabó el partido.

Y Ramos también acabó el partido tras su enésima acción en la que salta con el codo por delante, una acción de esas que están al límite del reglamento pero que se saldó con una simple falta.

Y cuando digo al límite del reglamento digo al límite de la roja, por lo que se sobreentiende que la amarilla la considero lo mínimo que se pudo haber sacado.

Y era la quinta, la que borraba a Ramos del partido del Camp Nou.

Pero para qué seguir mostrando cuestiones en la que dentro del perjuicio general al que se vio sometido el club blanco también tuvo algún que otro beneficio.

Pues para que alguien lo diga y alguien lo lea.

Porque para los altavoces del nacional-madridismo nada de ésto ha pasado.

En fin, el Villarato está en plena efervescencia.

Mejor, porque significa que el Barça está bien y gana.

Mejor que bien, genial que ladren porque cabalgamos.

sábado, diciembre 06, 2008

LA MANTA, POR SI ACASO, QUIETA.

Llevo un tiempo de espectador en todo el "affaire" éste del supuesto amaño de partidos. Ya saben, jugadores que supuestamente se dejan ganar para que un equipo, su rival en los dos casos conocidos, gane y consiga sus objetivos.

Y también asisto con cierta perplejidad a cómo los focos se sitúan con más fuerza en los jugadores y no en los supuestos compradores. La cosa está clara a mi juicio, y mientras podamos seguir achuchando a Jesuli y a Descarga lo haremos y olvidaremos, haciendo un favor, a por ejemplo Fernando Sanz.

Me llama la atención que se le de más bombo a Badiola por ejemplo que a Sanz, cuando el supuesto comprador ha sido el presidente del Málaga.

Y por todo ésto daré mi opinión, como siempre y una vez más, a sabiendas de que muy posiblemente levante ampollas entre aquellos que siguen el blog y no están de acuerdo con algunas de las cuestiones que planteo (en realidad con ninguna).

Creo que los medios están alejando el foco del Real Madrid temiéndose lo peor (otra cosa es que halla algo de lo que temer). Y lo digo, sin indagar mucho, por el pasado en la presidencia madridista de Lorenzo Sanz, padre del hoy presidente del Málaga y supuestamente implicado en amaños de partidos.

Mi opinión es ésta. La misma que se vio reforzada cuando hace algunas noches escucho el larguero y observo atónito como la conversación entre De La Morena y Relaño (llegué un poco tarde ya que primero estaba escuchando la Cope) desemboca en el de siempre, oséa el Barça, y los dos más o menos llegan a la conclusión de que todos estos lodos vienen desde aquellos años en los que el Madrid se dejaba dos ligas (o las ganaba el Barça, que no se enfade la parroquia culé, que todos estamos muy susceptibles con los agentes activos y pasivos).

Sí, y la verdad es que uno asiste atónito y constata que, el de siempre, estaba ahí metido.

Una vez más.

Con calzador.

Pero aquella tertulia fue de las que marcan época, ya que en la misma el ínclito De La Morena cuenta, bajo el beneplácito de todos los que compartían micrófonos, que el Barça intentó comprar a Milla pero sólo la feliz intervención de un periodista amigo de Nuñez salva al Barça diciéndole al por entonces máximo mandatario culé que el Madrid le está preparando una trampa y van a grabarle en sucesivas llamadas a Milla para poner el caso en manos de la justicia.

Antológica la historia de espías, corrupciones y demás.

Eso sí, nombre pocos.

Parece ser que el periodista, por lo que dijo, interpreté que era Jose María García.

Y el jugador que llamaba a Milla para el tongo no me imagino quién es, pero decía que era español y muy amigo del ex-jugador culé.

Fíjense como algo en lo que el Barça ni pincha ni corta acaba saliendo.

Con calzador como decimos.

Ahora, quizá no haga falta usar el calzador con el señor Lorenzo Sanz vista su trayectoria.

Sí, vistas sus alegrías con la caja de caudales blanca para supestamente jugar a las cartas.

O aquello en lo que estuvo involucrado para cobrar unos talones de una cantidad que ni siquiera sé decir que era falsa en una oficina bancaria de Málaga.

Pues éso, parece que, dejando volar la imaginación, podemos pensar que la hipermotivación del Hercules en el año del Barça de Ronaldo tenía algún que otro motivo.

Sí, algún que otro.

Exactamente el que tanto le criticaban al Barça que hiciera con el Tenerife.

Todo lo dicho antes siempre supuestamente.

Pero por si acaso aparto el foco de dónde duele y apunto hacia otro sitio.

Y me remonto décadas atrás para buscar culpables.

Y encentro uno.

Y es el de siempre.

Y qué bien que sea el de siempre.

En fin, es una reflexión, sé que más contundente que otras que he hecho (y que muchos se toman como la repera de la contundencia), pero es lo que pienso.

Y pienso que la prensa madridista, viendo que los Sanz están por medio, tiene miedo.

Ah, y tampoco digo que el Madrid esté involucrado en nada, sólo que su prensa tiene miedo.

Tiene miedo de lo que Lorenzo Sanz pudiera haber hecho.

Por eso se ataca tan poco a Villar, con el material que tienen para hacerlo.

Porque con mucho menos material se ha hecho.

Porque ahora con aquello de "no estamos en contra de los tuyos" tienen un filón.

Y no lo hacen.

El por qué.

No lo sé pero me lo imagino.

Pero el culpable es el Barça, no lo olviden.