domingo, abril 12, 2009

¿ TIENE QUE HABER LIGA POR DECRETO ?.

Hoy ha habido una gran oportunidad para dejar zanjada la liga y para que algunos se cargaran de razón en su absurdas sugerencias de manipulación.

Sin embargo, otra vez más, la providencia ha querido desnudar a mucho mal perdedor y aportar ejemplos, en contra por supuesto, de que todo lo que propugnan desde su baño de bilis no es más que la frustración de aquellos inventores de falacias.

Corría el minuto 35 de la segunda parte en el Santiago Bernabéu y el Real Madrid no conseguía hacerse con el control del partido y rematar el encuentro. La cosa iba 1-0. Pues en estas un jugador del Valladolid recibe un pase dentro del área y el defensor del Madrid Pepe le pisa en el pie derribándolo en el área.

Obvio decir que esta jugada, juzgada desde una severidad variable, habría sido catalogada como penalti en otro estadio y con otro equipo por medio. Sin embargo no se verá nada de ésto.

Porque es la severidad variable (más bien la ley del embudo) uno de los dos palos maestros en los que se apoya la falacia del Villarato. Una severidad según la cuál jugadas de índole similar son juzgadas de una forma diferente según sea el equipo que esté en liza.

El otro pilar, el que acompaña a la severidad variable es la táctica del olvido. Es la antítesis del manido refrán aquel que dice que una mentira cien veces contada pasa a ser verdad. Lo contrario a esto sería olvidar lo que ha pasado. La negación por omisión. El olvido interesado.

Porque esta jugada no pasará a engrosar las largas listas de "haberes" y "debes" del Madrid. No, se silenciará. Como siempre.

Pues sí, parece que la liga tiene que mantener la tensión...

... por decreto.

O eso se podría decir con la peregrina argumentación de algunos.

ACTUALIZACIÓN.

Ayer, a las 23:30, ya habían colgado el artículo de Relaño en la web de As. Hoy, extrañamente, a las 00:37, todavía no hay nada.

Y es que no hay peor cosa que la bilis... .

ACTUALIZACIÓN 2.

A la 1:25, más o menos, se ha publicado el artículo de Relaño. Habla de los porqués de la liturgia de no celebrar los goles ante ex-equipos. La razón es el gol que le ha marcado David Villa al Sporting de Gijón, club en cuyas categorías inferiores se formó durante años y con el que debutó dentro del fútbol profesional.

Toca olvido de ciertas cuestiones. Es, tal y como hemos dicho más arriba, el segundo pilar sobre el que se sostiene (más mal que bien) cierto dogma que pregona la adulteración de la liga de fútbol.

2 comentarios:

flipato dijo...

goebbels no lo haría mejor

helder dijo...

hoy me topé por casualidad con este blog, buscando en Google "define: villarato", vaya sorpresa que me llevé con el blog, jaja.
estoy totalmente de acuerdo con todo, es más, recuerdo ese partido del Madrid contra el Valladolid y apenas comenzó el lunes busqué en AS y Marca mención alguna al respecto de la ayuda arbitral (enésima) al Madrid y ¡sorpresa! Relaño con una amnesia temporal y hablando de Villa! siendo que las pocas veces que habla de él es cuando lo vinculan con un ¿posible? traspaso al Madrid. chapeau al blog