miércoles, mayo 13, 2009

TODOS, CON LOS LEONES.

Primera bola de partido para dilucidar si el Barça logrará lo que allá por el mes de Agosto, tras la derrota en Soria ante el Numancia, era la mayor de las utopías, máxime si tenemos en cuenta de dónde veníamos.

El Barça llega el partido ciertamente mermado en su potencial, ya que jugadores de eminente peso ofensivo no podrán ser alineados, y algunos, caso de Iniesta, con peso incluso defensivo en los casos en los que juega más retrasado acompañando a Xavi desmitificando aquello de que para defender, lo mejor es tener músculo en la zona ancha.

Para el partido, además de lo expuesto más arriba, no habrá un cisma como el que podría haber habido tras las ausencia antes mencionadas y las de Márquez por lesión y Abidal por sanción, ya que se podrá hacer jugar a un nutrido grupo de menos habituales como pudieran ser Busquets, Keita, Sylvinho o Bojan, llegando incluso a entrar en terreno pantanoso si se elimina el concurso inicial de Messi para dar entrada a sus teóricos suplentes como pudieran ser Hleb o Pedrito.

Aún así, parece evidente que la bajas del Barça lo único que harán serán restarle precisión en los metros finales, una cuestión que ciertamente no es baladí pero que habrá que combatir con los argumentos utilizados hasta ahora, unos argumentos que parten de la posesión de la pelota y que en teoría, y apelando más bien a un principio estadístico, mueren mediante el goteo constante que ha sido hasta el día de hoy los partidos del Barça. En estos momentos lo que hemos hablado de la precisión (más bien definición) será lo que marque el posible éxito del Barça.

Por otro lado se presenta el Athletic, ciertamente sobre el papel un equipo menor para enfrentarse al Barça en toda una final pero rodeado de cierta mística que parece perdió allá por mediados de la década de los ochenta. Por entonces se sentaba en el banquillo bilbaino un joven Clemente que sentaba las bases de lo que sería su propuesta futbolística posterior, pierna recia, poca elaboración y máxima concentración e intensidad.

Supongo que serán la bazas del Athletic para esta noche como si fueran algún cromosoma incrustado en el ADN de sus futbolistas. O quizá sea la única salida posible para poder hacerle frente a este Barça de records (hasta hoy) ante la imposibilidad de utilizar armas acaso más éticas porque ¿ hay algo más ético en un juego que intentar ganar jugándolo lo mejor posible ?.

Pues parece que no, y ya la huestes anticulés han mostrado el camino. Hay que ser duro. Por si acaso, Caparrós, con mucha intención, ya ha dejado claro que tenga cuidado el Barça con las lesiones. Y será esto, aparte de la derrota culé esta noche, lo que el nacionalmadridismo desea.

Si es posible que Messi y Xavi queden fueran de combate mejor.

Y como hemos dicho, ya han dado la clave, y no es otra que la de pegarle a los jugadores culés.

Con dos objetivos que ya hemos dicho.

Derrota y lesión desean ellos.

Título y salud anhelamos.

Hay diferencia de mezquindad creo.

3 comentarios:

Joky dijo...

Vamos Barça!!!!

Menudas declaraciones las del Caparrós....
No se porqué pero me huelo que en el minuto 15 ya nos van a lisiar a un tío y el Bilbao todavía no habrá visto ni una tarjeta.

PD: A ver si escribes más artículos que están muy entretenidos jejeje

experamental dijo...

Si la final de Copa hubiese sido Athletic-Real Madrid, y al bueno de Caparrós se le hubiese ocurrido soltar esa perla dos días antes del partido, a estas alturas ya se tendría que haber exiliado en las Maldivas.
Aunque no sé por qué me da que en ese supuesto no se hubiera atrevido a decir ni pío.

Joky dijo...

El primer título al bolsillo!!