lunes, septiembre 28, 2009

LOS PROTEGIDOS POR LOS MEDIOS.

El pasado sábado, en el Real Madrid - Tenerife, un jugador madridista realizó una brutal entrada sobre Marc Bertran que tendrá al jugador tinerfeño retirado de los terrenos de juego una buena temporada.

De la acción, por si la gente no se huele ya la tostada, nada se dijo en la crónica. Eso sí, en el apartado ese en el que se dan los destacados se le calificó como "el duro" por "pisar a Bertran". Aunque claro, se dice que fue amonestado. Nada se analiza de la acción, ocurrida en el minuto 24 y con 0-0 en el marcador, para hablar de ella como un lance que pudo ser decisivo en el devenir del partido.

Lejos quedan ya los clamores por la no expulsión de Alves la temporada pasada en el Sardinero tras una entrada a Toni del Moral. Por aquellos días, días de Villaratos, excusas pueriles y mentiras a la fantasía el Barça ganaba en Santander y el nacionalmadridismo se apresuró para darle rango del "jugada decisiva" a la citada entrada.

La entrada, durísima y desproporcionada en cuanto a fuerza, no lo vamos a negar, toca balón primero y pierna del jugador después. En elucubraciones de otro estilo como pudieran ser la posibilidad de haber sacado tarjeta roja no entraremos en exceso, pero sí que analizaremos, con este ejemplo, el distinto trato que esos medios a los que se le atribuye la mayor objetividad de la prensa deportiva española.

De la acción de Alves se hizo el caballo de batalla para deslegitimar la victoria culé por lo de siempre pero no lo único. Mientras lo de siempre son los árbitros lo otro son las pocas ganas con las que los rivales juegan contra el Barça. Aún así nadie se ha levantado en armas ante la brutal entrada que Drenthe le realizó al jugador tienerfeño.

Pero hay más escarnio en la jornada de hoy.

Porque en un cinismo que ya raya el vómito hoy Tomás Guasch, en esa tira que pretende ser humorística, no echa mano de ese recurso que él utiliza en el 90% de las ocasiones para rellenar las contraportadas de los lunes en As. Hoy, como siempre que no tiene el monotema en mente (curioso que sea precisamente esta jornada), se despacha con su segunda pasión: las secciones del Barça.

Sí, hoy toca hablar, árbitros ya descartados por la necesidad de enterrar su labor del fin de semana, del Barça de Hockey, del de Balonmano (ojo, el Ciudad Real va de blanco) y del de Baloncesto.

Así es como el nacionalmadridismo intenta legitimar sus mentiras y conspiranoicas campañas.

Así, unas veces repitiendo mil veces una mentira y otras, pero sólo una vez y para siempre, omitiendo y enterrando todo aquello que no interesa.

P.D. Y por cierto, y lo diré de vez en cuando, que nadie vea en el artículo una acusación a los árbitros, ya que creo sinceramente que pitan lo que ven, sino al trato partidista que hacen de sus errores la prensa nacionalmadridista.

4 comentarios:

GIANLUCA BASILE FAN dijo...

Acostumbro a escuchar los partidos del Tenerife por la SER Tenerife, pero ese día no lo hice, me enteré del resultado por internet.Anoche vi el programa ese de canal + y salió la jugada...milagro!.Al mediodía yo juraría que no hablaron de ello en los informativos...tampoco les presté atención.Omitir la verdad cuando interesa...que verguenza de cadenas.

Y Marc Bertrán 4 meses de baja, un hombre imprescindible para Oltra.Y yo creo que en el minuto 24 de la primera parte hubiera condicionado un poco el partido con 0 - 0 y el Madrid que no encontraba su juego. su juego

GIANLUCA BASILE FAN dijo...

He visto en el as la página esa donde narran el partido minuto por minuto:

24:41 -tarjeta- Amarilla a Drenthe.
24:33 -Falta- Drenthe zancadillea a Marc Bertrán.

Para reirse, que hijs.....d......

Damsam dijo...

Ojo al artículo hoy de Hernáez. No tiene desperdicio.

Manuel dijo...

También recuerdo una petición de lapidazión por una "entrada" de Touré Yayá a Matuzalem el cual cayó desgraciadamente lesionado. Resulta que en aquella entrada el jugador del Barça barre a Matuzalem pero con la pierna de apoyo no la que llevaba estirada, luego opino que fueron exageradas las críticas ya que se nota que fue mala suerte y carecía de intención de lesionar. En fin, es un ejemplo más, también esta el codazo de diarrá a un jugador del Sevilla y el jugador que Figo apartó de los campos de futbol de por vida Cesar Jimenez.