martes, septiembre 29, 2009

PELLEGRINI EL PIM,PAM,PUM.

Que el nacionalmadridismo no se ha atrevido a levantar ni la más mínima voz contra el modelo del nuevo Real Madrid es un hecho. También lo es que a los periodistas, entrenadores ellos, no les tiembla el pulso a la hora de ningunear sobremanera al bueno de Pellegrini por el simple motivo de rotar a los jugadores en base a unos criterios deportivos y de gestión de plantilla que él sabrá.

La autoridad de Pellegrini, dentro del nacionalmadridismo, está en entredicho casi desde el principio, allá por la pretemporada, porque al chileno se le ocurrió decir qué jugadores necesitaría para la plantilla. Más que jugadores, qué demarcaciones.

Aquello fue tomado como una especie de ofensa al modelo Florentino, el que hay que seguir sí o sí, y varios se tiraron a la yugular. Relaño censuró al chileno, Marca torció el gesto y así, todos a una, pusieron en entredicho la autoridad del chileno. Se llegó a escuchar, incluso, que no había acortado sus vacaciones para estar en la presentación de los nuevos fichajes.

Han sido unos meses en los que el entrenador sudamericano ha tenido que escuchar de todo, cosas buenas (de Segurola) pero sobre todo cosas malísimas de ese sector de la prensa, el 90%, que ve en la forma de gestión de la plantilla de Pellegrini un sistema que va contra la política del Florentino.

Así hoy, con los planteamientos antes expuestos, Fredéric Hermel realiza un nuevo planteamiento del asunto desde una óptica pocas veces vista pero que si no me equivoco está fuera de lugar. Admite, sin ruborizarse, que hay casos en los que tiene que hacerse lo siguiente:

" Si una parte del colectivo tiene que pasar a un segundo plano para favorecer el éxito de estos cracks, que todos nos envidian Pues debemos aceptarlo. Es ley de vida".

Como ven, y luego en caso de derrotas hablarán de niños mimados y demás (ya lo hicieron hace años), la defensa a los jugadores y el menoscabo a la autoridad del técnico chileno es más que palpable y evidente.

En definitiva, el post de hoy no es más que una muesca (otra más) en la que se puede ver que cualquiera que vaya contra el modelo Florentino está, en principio, sentenciado.

Que sigan así.

3 comentarios:

GIANLUCA BASILE FAN dijo...

Para ser entrenador del Madrid con Florentino se requiere ser un pelele.A lo mejor a Wegner ya le avisaron de como se las gasta la prensa madridista, aunque sabemos que su no a Florentino se debía a la incompatibilidad de modelo deportivo.

Kocroach dijo...

Eso es bueno para nosotros los culés. Por lo que se ve no han aprendido de los errores de los que aseguraban haber aprendido. Y no, no son prepotentes...

Kocroach dijo...

Y bueno, puestos a hablar sobre modelos de club, a mi me parece que el de Floren no es tan diferente del de Calderón. Consiste en gastarse un panojón en los jugadores más "guapos" del mercado ninguneando la opinión del entrenador, cuyo trabajo consiste en ponerlos en el campo, el resto ya lo harán ellos, que por algo son tan buenos. La diferencia entre ambos es que Floren tiene a toda la prensa merengue lamiéndole el ojete.