lunes, febrero 23, 2009

MAL POR MESSI.

Es un recurso al que no se debe recurrir el de la cantinela arbitral. Por mucho que te frían a patadas con mejor o peor intención (como la de Sneijder) y por mucha que sea la impotencia que se tenga tras una derrota que si bien pudo haber sido victoria (lo más justo hubiera sido un empate a mi juicio) si no hubiera caído el árbitro en una actuación desafortunada al juzgar la expulsión de Keita, al final fue una derrota que no debe ser calificada como injusta totalmente.

No debe llorar Messi porque los árbitros han beneficiado al Barça mucho más que lo han perjudicado. Muchísimo diría yo. Y aunque si bien muchos errores puede obedecer a cuestiones más bien estadísticas (temas de posesión, se pisa más el área contraria) o parece que haya lugar para las quejas de menudo jugador argentino.

Quejarse de los árbitros es de malos perdedores, ya lo hemos dicho aquí, y Messi no ha sabido perder ante un Espanyol que practicó el antifútbol como sistema pero que consiguió la victoria de forma que no debe ser catalogada como injusticia mayúscula ni como agravio por las circunstancias que se dieron.

Estuvo mal lo de Messi, aunque al menos no sugirió ni habló de conspiraciones, algo es algo, pero convendría que no volviera a abrir el pico si es para decir cosas como las que dijo y se dedique a jugar fútbol como tan bien hace.

Los lloros y las críticas arbitrales que las hagan otros inventores de falacias y de conspiraciones.

Las conspiraciones para el señor garganta profunda Relaño y sus secuaces.

Mal Messi, muy mal.

P.D. Por cierto, puesto que soy un Raulista confeso, reconocido y todo lo que haga falta, haré una pregunta. ¿Sería Raúl un buen protagonisa para la reciente película "El extraño caso de Benjamin Button "?.

domingo, febrero 22, 2009

LAS COSAS, COMO SIEMPRE HAN SIDO.

Ser periodista afín al Real Madrid es lo que tiene. Estas por encima del bien y del mal.

Sí, Relaño, un señor que cada día que pasa creo que es más mediocre en su trabajo, que es periodista el de la barba, puede permitirse abogacías madridistas diciendo cosas como ésta:

" Habla Beenhakker con Enrique Ortego: “¡Qué me van a decir a mí después de lo de Tenerife!”. Lo mismo podría comentar Benito Floro, que sufrió un arbitraje parecido, en las mismas circunstancias, con doce meses por medio. Ya entonces, en los primeros noventa, se supone que el Madrid debía purgar no sé qué abusos anteriores que no existieron. Cuantos más años pasan, más pienso que el Madrid ha perdido la batalla de la propaganda. Mientras se dedicó a construir el mejor club del Siglo XX, sus rivales directos construyeron en su contra una leyenda de favoritismo que aún hoy justifica algunas cosas ".

Por contra, el Barça sí que debe de purgar pecados. Eso se deprende de días de infamia nacional (periodística) cómo el de hoy.

Ni una referencia a la justicia de la expulsión de Keita.

Ni una.

En el fondo (y ya estoy empezando a pensar cosas muy extremistas), el periodista nacional-madridista está acostumbrado a cuestiones cómo ésta y cree que la justicia es así. Ellos creen que perjudicar al Barça es normal, que el que debe de ganar siempre es el Madrid y que por tanto, puesto que están por encima del bien y del mal, no debe de dar explicaciones de cuestiones que poco o nada casan con algunas asquerosas doctrinas.

Pues bien, hoy, periodísticamente hablando, es el día de la infamia nacional y esos señores con el altavozmás grande se permiten el lujo de no hablar de conspiraciones despachando la cuestión con artículo más o menos ecuánimes, caso de Guasch que cuenta lo que pasó, o artículos asquerosos hasta decir basta como el de Relaño de hoy que se permite el lujo de decir que "el Barça no está aconstumbrado a ésto".

Cierto Alfredo, el Madrid no tiene que pagar por nada.

El Barça sí.

Me voy a vomitar.

ACTUALIZACIÓN.

Hordas madridistas del periodismo están corriendo a meterse con Messi porque ha hablado de los árbitros.

Es lo de siempre, el Madrid (vía Mijatovic o Schuster) puede hablar de los árbitros.

El Barça no.

Y es que está el Madrid, tal y como hemos dicho varias veces, por encima del bien y del mal.

Por cierto, ya que estoy, creo que estoy viviendo los momentos de más asco hacia la prensa nacional-madridista de nunca.

Dura entrada de Keita dicen ahora... .

Una entrada en la que ni toca al jugador, disputa el balón y para más inri el árbitro ni siquiera pita falta y deja seguir el juego.

¿ Villarato ?.

No, ahora hay que callar como putas (periodísticas).

Verguenza que el ciudadano de a pie tenga de comerse esta mierda.

La mierda del nacional-madridismo.

martes, febrero 17, 2009

LA SUPERIORIDAD MORAL Y LA HERÓICA DEL MADRID.

Hace tiempo que llevo pensando un mensaje que quería transmitir y con más o menos fortuna lo haré, tal y como siempre, y diré lo que pienso de muchas de las filiaciones de la prensa de este país.

Lo que les jode al As y al Marca es que desde hace un par de décadas alguien le discute la supremacía al Realísimo. Lo que les jode es que hay quién gana en España y en Europa tantos títulos o más que ellos. Lo que les jode, simple y llanamente, es que hay un club que tiene en el exterior una imagen de grandeza hoy (y desde hace dos décadas con más o menos altibajos) igual o a veces superior al Real Madrid.

El egocentrismo de algunos y su continuo ejercicio de mirarse el ombligo no les permite admitir éso y por lo tanto hay que ponerle pegas a todo lo que los demás consiguen porque repito, en un asqueroso ejercicio de egocentrismo, algunos sólo conciben que el bien existe cuanda gana el Madrid.

Desde As y Marca ya hemos asistido a numerosas campañas de desprestigio y revisiones históricas nauseabundas.

Según ellos, al Madrid lo echaron ya por los años 60 las instituciones de la copa de Europa. Según ellos, el Barça no tiene Uefas y sobre todo, y mira que hay que echarle bemoles para afirmar o dejar caer algunas cosas, si hubo algún equipo beneficiado por el franquismo ése fue el Barça.

Fíjense que a pesar de todo, a pesar de todas las trabas habidas y por haber el Madrid consiguió construir una historia de victorias y éxitos.

A pesar de todo. Con qué heróica.

Y ahora, de nuevo y por lo siglos de los siglos, nos pintan que si el Madrid gana la liga será pese a los árbitros, algo que ese sector de la prensa no puede decir.

Ahora, ésos que fueron capaces de calificar como "infamante" (le faltó decir "difamante") el grito que nació en Gijon del:"Así, así, así gana el Madrid", sí que pueden hablar de conspiraciones. Sin embargo, tal y como admite Relaño, hay que comulgar con que no se le puede achacar al Madrid ese prejuicio de beneficios arbitrales en el pasado. No hay que colgarle esa historia de beneficios porque aquello era victimismo, sentimiento de inferioridad y mala saña o envidia. Al Barça, en cambio, sí que se le puede acusar de lo que sea.

Claro Alfredo, aquello era victimismo, lo de ahora es justicia.

Y la justicia, para algunos egocéntricos y cínicos, sólo existe cuando gana el Madrid.

lunes, febrero 16, 2009

3, 2, 1, comienza la cacería.

Contra el Barça, que no del Barça.

Ya que hay una diferencia, sutil pero grandiosa diferencia.

Sí, porque desde las fauces del nacional-madridismo ya se desliza, incluso entre sus opiniones más mesuradas (en las formas, que no en el fondo) que el Madrid, si el Barça no recibiera hipotéticos favores (premeditados) estaría líder casi o como poco tendría al Barça más cerca.

Sin embargo, la hipotética situación de la liga sin errores arbitrales la pintan deduciendo favores sólo al Barça, nunca al Madrid, ya que entonces los errores fueron eso, errores.

No sé, la verdad, dónde ve la gente que a Iniesta no le hacen penalti, algo que incluso ha reconocido algún que otro bético con licencia para opinar, pero lo que sí sé es como se obvia todo lo que rodea al partido del Ruiz de Lopera, caso de ocasiones, posesión y demás cuestiones que bien podrían hacernos ver que quizá el Barça haya hecho algún mérito para sacarle 10 puntos al Madrid.

Sin embargo el cinismo tapa cualquier realidad y parece que desde Madrid pretenden inculcar aquello de que el Barça juega con red.

Victimisa discurso que poco o nada casa con algunas de las opiniones que tenía Relaño (y tendrá) cuando el Madrid gane.

Dirá, en otro alarde de cinismo, que en ese momento la imparcialidad ha vuelto al fútbol español. Observe el ávido lector el concepto de imparcialidad que se tiene en los medios nacional-madridistas.

Sí señores, la imparcialidad se produce cuando el Madrid gana. No en otro momento, sino sólo cuando el Madrid gana, que es importante.

Así, y tras conseguir el Barça 60 puntos sobre 69, lo que pasa es la liga es denunciable y hay que ponerle fin.

Pero no para que haya una hipotética justiica, no, sino para que el Madrid gane.

Ya hay que tener geta.

Que por cierto, quedan 15 partidos y ya puede el Barça superar records de goles, de puntos o de lo que sea que la cosa estará amañada como apuntan los cínicos de ahí abajo.

Porque al Madrid no le ayudaron nunca los árbitros y lo del día del Málaga y Osasuna me lo inventé yo. Tampoco el Barça ha resultado nunca perjudicado y la expulsión de Piqué ante un rival directo por entonces Villarreal lo soñé.

Momentos como estos de envidia insana, de no saber perder y de mentiras a la fantasía son las que me dieron una razón para escribir el blog y mostrar que, a pesar de todo, hay otras verdades que poco o nada casan con lo que los medios con más propaganda defienden.

Aquí, por si no se han dado cuenta, de lo que se trata es de que el Madrid gane.

Por lo civil o por lo criminal.

Y es de esto segundo, de criminal, de lo que acusan al Barça.

Ya hay que ser miserable.

lunes, febrero 09, 2009

REPASO A LA SEMANA.

Como ya he dicho (y tripito), no tengo Internet todo lo que quisiera, así que no puedo acutalizar con la regularidad que me gustaría.

Aún así, hoy puedo hacerlo y aún a riesgo de meter la pata por el monumental shock que me ha producido el artículo que ha tenido a bien rescatarnos el el bloguero "el irasciblegranaíno", hablaré de algo que me lleva revolviendo las tripas esta semana.

La verdad es que la gratuidad, contundencia y mala baba que Relaño ha empleado estos últimos días no son normales en él, pero uno piensa que Relaño cree que algo hay que hacer ya que el Madrid gana y gana y el Barça, mal que les pese (que les pesa) no acaba de pinchar. Es más, saca los partidos con más holgura (peo no la de antes) que el sagrado Real Madrid.

El otro día hablaba Relaño de la tarjeta que le quitaron a Alves y la que no le quitaron a Gago. Para ello, el señor de la barba ha prescindido del rigor y la minuciosidad que empleó cuando Marchena agarró a Raúl en cierto partido hará algunos años.

No señores, ahora exponemos lo hecho y soltamos una obviedad para demostrar, de nuevo, que la liga tiene tufillo a amaño.

Para qué vamo a entrar en que Alves no se tiró y la tarjeta era injusta. Eso sí, en una especie de encaje de bolillos se desliza que la tarjeta no había que quitársela proque antes había hecho una brutal entrada (según el nacional-madridismo) a Toni del Moral.

Es a lo que se agarran ahora en las sedes nacional-madridistas, a decir que Alves debió de ser expulsado por su entrada al jugador racinguista. El caso es que la providencia de nuevo nos ha dejado ejemplos, convenientemente silenciados eso sí, de que en todos lados se cuecen habas y de que no en todos los sitios se sancionan las jugadas violentas.

Partiendo de que creo que Alves actuó con demasiada vehemencia (sobreexcitado que diría alguno), sí que toca el balón antes, apunta al mismo esférico y su intención es la de jugar el balón.

Se equivoca, probablemente, en la fuerza con la que va al balón, pero a día de hoy eso no es falta a mi juicio. De todas formas uno admite que la jugada se interprete como quiera ya que la verdad es que es aparatosa y uno puede estar equivocado, pero mi opinión la he expuesto aquí arriba ya.

Pero hablábamos de la providencia y puede que nos hayamos salidos del tema un poco. Y es ésto, la citada providencia la que al igual que las manos de RVN e Messi hace algún tiempo nos ha mostrado jugadas similares que no se ven igual desde todos los focos.

Sneijder, jugador blanco que según reconoce él mismo pasa por un bache de juego, pisó con nocturnidad y alevosía a jugadores racinguistas tantas veces como quiso.

Si balón.

La prensa nacional-madridista, en un alarde (otro) de cinismo, no ha dicho nada del tema.

Sí señores, ningún jugador racinguista tuvo (creeemos) que ir al hospital el pasado sábado tras la sesión de golpes a la que se les sometió.

Quien lo hizo mal fue Alves.

Heinze, Pepe, Cannavaro o Sneijder luchaban por la pelota (ésta no estaba por medio, pero ellos la veían) y sólo por ésto está justificado lo que hicieron.

La saña con la que patearon cabeza, costillas, piernas y manos de los jugadores santanderinos fue en cierto momentos lamentable, pero más lamentable es el silencio que tenemos que oir (por los asqueroso, ya que el silencio no se oye se supone) de esa prensa lamentable y nauseabunda que tiene el Real Madrid como abogados mediáticos.

El record lo podrá el Villarato, Relaño, de eso no estoy seguro, pero la mentira y la falacia la pones tú y tus secuaces.