lunes, agosto 30, 2010

SIBILINOS PLANTEAMIENTOS.

El Barça ganó ayer con soltura en Santander aunque si ningún tipo de alarde más allá de lo que nos tiene acostumbrados dentro de una tónica de juego bastante buena. Ganó por 0-3 gracias a muchas cosas, entre ellas a nuestro portero, ya que es posible que con alguno de los condicionantes del partido el Racing hubiera anotado algún gol.

Y uno de estos condicionantes es ese penalti que le señalaron al Barça y por el que los adalides del juego limpio de la capital pasan de puntillas y no mencionan más allá de las crónicas y en soterradísimos comentarios que además, que tiene bemoles, visten con referencias a un supesto pasado en el que el Barça recibió ayudas arbitrales. Dentro de lo que considero "pasado", precisaré, está la temporada pasada dónde al Real Madrid le señalaron a favor bastantes más penaltis que al Barça y en contra, si no recuerdo mal, los mismos.

Pero hablábamos del penaltis de ayer y esta situación me retrotrae al comienzo de la temporada pasada dónde el escándalo en forma de penaltis no señalados durante las primeras jornadas fue tapado por la comodidad con la que el Barça, con más o menos solvencia, iba ganando partidos. El de ayer, haciendo el paralelismo, no contará porque ya saben, el Barça ganó bien. Poco se hablará de que con ese penaltis el Rancig, quizá, hubiera entrado en el partido y podía haber dado un probable susto a los culés. No estará en el imaginario nacionalmadridista esta jugada.

Hubo también, tal y como apunta un lector del blog, una jugada surrealista en el Sardinero en la que un jugador racinguista empuja "porque sí" a Iniesta mientras éste, con una más que correcta deportividad y dentro de los límites del reglamento, encimaba al jugador local. Conclusión: amarilla. Desconozco si esto es agresión dentro de la cabeza de alguno cuando se lo hacen al Barça pero sí que sé, y no me equivoco ni un ápice, que si lo hace Alves comienza la cantinela arbitral.

Hubo también otras cuestiones dignas de remarcar en el Sardinero aparte del mítico penalti señalado. Villa, que incurrió en varios fueras de juego, encontró unos linieres de aguda vista, tanto que algunas veces veían cuestiones del más allá, y masacraron al asturiano con varios fueras de juego de esos que, dicen algunos juntaletras, nunca le sancionan al Barça.

Como colofón final, ya que este año me he propuesto enriquecer el blog en la medida de lo posible (Villaratoteca o Villarateca), quería hacer mención a un detalle que me he econtrado en las páginas de Marca esta mañana. Resulta que el arbitraje de Delgado Ferreiro, el del Racing-Barça, con varios errores de bulto, es calificado con dos puntos. Sin embargo el de Fernández Borbalán es calificado con 1 punto. Surrealista asunto, tanto como el comprobar que en la gran M roja de manipulación es más importante (dónde va a parar) dos fueras de juego señalados al Madrid y que, Arquitectos aparte, no fueron.

Por lo demás, ya saben lo que toca, porque es que Mou tenía razón (él siempre la tiene): hace falta un 9 en el Madrid como el comer.

P.D. Respecto a la Villaratoteca, ruego mantengáis conmigo el contacto por mediación de mi correo: enebra82@hotmail.com. Tenía otro pero ha dejado de funcionarme.

domingo, agosto 29, 2010

PRIMERA CHINA COMO MADRIDISTA.

Mourinho ha hablado del Barça y, de paso, de un tema que constituyen una de las puntas de lanza de la temática del blog.

Mourinho, enmerdador de profesión, ha hablado de que el Barça juega muchas veces contra 10 (no dice ni cuantas, ni cuantas más que otros ni nada por el estilo) y ha tirado un dardo al que se pueden agarrar (de hecho ya están agarrados) los perdedores de la prensa madridista para justificar sus miserias.

Mourinho, quizá, tiene en el recuerdo algún partido que otro que su equipo ha tenido que jugar en inferioridad numérica contra el Barça. Sin embargo Mourinho omite, porque es eso, omitir interesadamente, que sus equipos han jugado en inferioridad por algo.

Sí, porque Mourinho, ante equipos de más gusto por lo estético del fútbol, ha planteado los partidos como un mediocre entrenando a equipos supuestamente grandes, ha planteado partidos jugando como cerdos y la consecuencia, como le pasa a lo equipos que juegan como cerdos, es que acaban con jugadores expulsados.

Mourinho, a pesar de toda la panda de lameculos que tiene detrás, será recordado por un entrenador cuyo equipo ganó la copa de Europa y el partido más recordado será el que hizo en el Camp Nou dónde jugó como un mediocre, se comportó como un llorón y tuvo un saber ganar deleznable.

Mourinho, que quizá se crea que ha inventado algo en el fútbol, nunca estará a la altura de otros equipos, estos sí que grandes en efecto, que han ganado siendo los mejores de principio a fin.

Mourinho, que no es gilipollas aunque lo parezca, es un señor que actuará a partir de hora apoyándose en toda la mierda de prensa que pulula por este país y que se ha abondado, vergonzosamente por encima incluso de la profesionalidad a RealMadrid-teísmo.

La temporada será dura porque el nacionalmadridismo ha encontrado encima a un loco que los azuza y que predispondrá a que las aficiones caigan en la violencia predispuestas por la mayor lacra deportiva de este país: el nacionalmadridismo.

Mierda pura que se llama.

miércoles, agosto 25, 2010

¿ SUEÑO O REALIDAD ?.

Aucino con el Marca. Tengo la impresión a veces de si lo que leo es cierto o por el contrario lo estoy soñando, porque es en las fases oníricas cuando la gente ve demostraciones en grado máximo, momentos totales, consumados, en todo su esplendor o bajeza. Con Marca recientemente uno tiene esta sensación a diario.

Porque tras la castaña pilonga de partido que el Madrid de Mou, con todos los merecidos atenuantes que se quieran en el sentido de la falta de tiempo, resulta que el Madrid es, Champions del Verano (torneo que se jugó el año pasado) aparte, campeón de la pretemporada. La noticia, ávido lector, no hay por dónde cogerla.

Se cuenta en la noticia de marras una historieta de chiringuito que tiene, como siempre, al blanco que no empaña como el mejor. Es lo que tiene el nacionalmadridismo, que es capaz de realizar estudios deportivos acotando las encuentas en las fases de tiempo que les viene en gana para así y sólo así ser campeones de algo.

La cuestión, esta vez (como siempre), tiene algo que chirría. Ya que el Barça, si gana esta noche al Milan, creyéndome yo lo del campeonato de pretemporada (galardón digno heredero del "doy más pases de la muerte" de Messi-Robben) habrá acabado la pretemporada con 5 victorias y un empate, lo de arrojaría un balance, hipotetíquisimo repito, de 15 puntos (esta idea ya se ha esbozado en el blog) y el Madrid tendría 14 por sus dos empates y cuatro victorias.

Pero hay más, y es que el Barça ha perdido en este mes de Agosto, eso es cierto, pero igual de cierto es que el Barça lo ha hecho en un trofeo oficial, no en partido de pretemporada, por lo que en este caso el Barça, siendo puristas, ha ganado todos sus partidos de pretemporada.

La enésima portada del CAAG pone ahora a Guardiola el cartel de envidioso y conspirador contra Ibrahimovic. Tras el cartel de falso modesto y demás parecidos ahora sale a la palestra una historieta al más puro estilo Kennedy. Antología del despropósito.

Y no quisiera acabar el post, ya que estamos, sin hacerles ver la primera rajada de Mourinho de los árbitros, argumentada (por decir algo) y todo, de "The Special None". En un alarde de mezcla interesada el entrenador portugués habla de un jugador suyo, portugués para más señas, y pide protección para él porque al contrario que otros jugadores más "latinos", Cristiano es físicamente más agraciado y no está constantemente tirándose ni intentando engañar al árbitro. Sí, el Cristiano Ronaldo de la liga española y jugador madridista. El alguna vez señalado como jugador más sucio de la Premier.

Lo que hay que leer... .

miércoles, agosto 18, 2010

UNA DE MEACOLONIAS Y ESCRIBEMIERDAS.

Se está empezando a poner de moda entre el nacionalmadridismo, quizá por intento de contraposición con Mourinho, la costumbre de atizar a Guardiola por, dicen, su extraña actitud de místico que está por encima del bien y del mal.

El C.A.A.G. (Comité de actividades anti-Guardiola, copyright de Rubén Uría), ha empezado a atacar al entrenador del Barça de una manera que ralla la antología del despropósito por la escasa base argumental del acto y por lo injustificado del momento tras 7 títulos en dos años en los que los culés han jugado un fútbol de ensueño.

Se ataca al Barça vía Guardiola, porque es de los que se trata, de enmerdar al Barça, y se plantean posibles cismas entre la nueva directiva y el entrenador culé. El último esperpento, el de ayer concretamente, tiene al nefasto director de Marca como protagonista y tiene que ver con un chabacano artículo que publicó en su sección, la de "Los puntos sobre las íes" (ahí, sentando cátedra ya desde el principio).

En el esperpento perpetrado por el director de Marca, de escasa categoría literaria y ridículo valor ideológico, tras una retaíla de exposición de hechos, todos interpretables y por supuestamente que así se hizo, pero siempre en sentido negativo, venía a decir que Guardiola "mea colonia". La última moda: hablar de la micción de Pep en sentido peyorativo y negativo.

Causa estupor leer cosas así en un diario que se ha arrojado sin ruborizarse a la sodomización mediática mediante un periodismo que, si no se produce ya (periodísticamente hablando, claro está), sería poco menos que una insinuación a la práctica anal de José Mourinho sobre los esfínteres de ciertos estómagos agradecidos.

La obscenidad con la que se prestan a loar a Mourinho, que de momento poco ha demostrado con "su" Madrid, recuerda por momentos el piropo de andamio y pañuelo anudado en sus cuatro picos del abnegado albañil en cuestión. Sí, que Guardiola mea colonia dicen en tono despectivo quienes tienen las posaderas del entrandor del Real Madrid limpias como una patena.

Al final, parece, esta táctica no es más que despotricar del Barça para vender su producto, opción totalmente lícita, pero causa vergüenza ajena comprobar el modo, más cercano a la cartilla de Micho que al supuesto diario de las aficiones, y sobre todo sorpresivo por lo gratuíto de la forma en que se emplean con el entrenador del Barça.

Ahora hay que despotricar de Guardiola porque no me da "buena impresión" o "no me cae bien con esa pose de místico".

Y es que en el fondo, lo que duele no es que Guardiola mee colonia, sino que hasta ahora, por encima de faranóicas inversiones e infalibles presidentes (sus 3-4 últimos años no ha rascado título), ha meado y cagado títulos.

Aunque claro, no hablaré de la fragancia del "pis" de Guardiola muy alto, ya que quizá deban hacerlo quienes durante dos años han sido víctimas, con gran escarnio, de tremendísimas lluvias doradas perpetradas por el de Sant-Pedor.

jueves, agosto 05, 2010

EL VILLARATO DE VACACIONES.

Se ha consumado el esperpento. Finalmente Del Bosque ha convocado a 7 jugadores del Barça para la selección y el trofeo de la Supercopa, tal y como quería el nacionalmadridismo (sí, sin cinismos la cosa es realmente así), queda devaluado por la precaria situación en la que competirá uno de sus aspirantes: el Fútbol Club Barcelona.

El aluvión de defensores de la moral patria no ha tardado en salir a la palestra y unos abogan por la cultura de selección, como el tal Joaquín Maroto, y otros, con mucha malicia y escasa habilidad, intentan escurrir el bulto de todo el argumentario que han venido defendiendo durante temporadas referente la supuesta deslegitimación de los títulos del Barça por, dicen, una asimetría en el trato arbitral y de la Federación para con el Madrid (recuerden, los demás no importan) y el Barça.

La cuestión, que hábilmente intenta ocultar, no es que el Barça, si tiene internacionales, tenga que cederlos. Tampoco es una cuestión de cultura de selección. La cuestión, señores, la dolorosa cuestión, es que una vez más los señores del nacionalmadridismo quedan con el culo al aire en un tema en el que la Federación podía haber ayudado al Barça, predispuesta a ello como está, y no lo ha hecho.

Y por qué no lo ha hecho es evidente. No hablamos de que desconvoquen a los mundialistas culés ni nada de eso. Tampoco que anulen compromisos acordados hace tiempo. La cuestión es que sí que se podía haber actuado, una vez confirmada la chapuza final, dónde la Federación sí que tenía mano: en la final de Supercopa.

De lo anterior no podrán decir que no hubo alternativas ni predisposición de los clubs, ya que incluso se le solicitó que se jugara la final a partido único. Pero ni así.

El debate de los medios de desinformación ya está enfocado y la cuestión, como siempre, está en el antipatriotismo de los culés y no en la chapuza de la Federación para con el Barça y en menor (mucha menor) medida contra el Sevilla. Sí, contra el Barça.

Mi postura como culé, aparte de indignación, sugiere acabar de desvirtuar la competición y jugarla con el máximo de jugadores del filial que se pueda. Y me da igual parecer un revolucionario de tres al cuarto.

Sí señores, la Federación, culé ella, ha seguido con una pantomima que perjudica clarísimamente al Barça.

Y tenía medios, aunque tardíos (partido único solicitado por los clubs), que servían para esto.

miércoles, agosto 04, 2010

MOURINHO ES LA POLLA.

Desconozco muchos datos, así que quizá, mientras escriba de memoria y apoyándome en impresiones, haga el inevitable ejercicio de demagogia y cometa alguna que otra imprecisión.

Resulta que desde el nacionalmadridismo nos han vendido la burra de que poco menos que Mourinho, algo así (de momento) como el oráculo de Delfos, ha renunciado a sus vacaciones para comenzar a trabajar antes en el Madrid. Todo lo contrario, claro está, que Pellegrini. Haré un inciso también, por si no está claro que mis dardos apuntan a ese hazmerreir andante que es Marca, para decir que me parece patético el ventajismo de la gran M roja ahora, una vez más, que aprovecha el más mínimo traspié de alguno no vinculado al club para atizarle. Me refiero, claro está, al "bien vendido" Robben.

Uno, que entre desayunos, cañas y licores varios tiene la costumbre de leer la prensa que los incautos hosteleros de la Españas recetan a sus clientes, no sale de su asombro y sólo comprenderá todo cuando vea a José Mourinho metido en una cabina y saliendo de ella al segundo enfundado en un traje de Superheroe. SuperJose, muy castizo el nombrecito, podría ser.

Causa estupor comprobar, poniéndonos serios, lo bueno que es el técnico luso, todas las horas que entrena, la intensidad que pide en los entrenamientos, su psicología para con los jugadores. Sin embargo causa más asombro lo infantilón de las portadas del Marca estival, siendo consciente de que esta época nos relaja un poco y no arroja a la molicie periodística, cuando vemos la capacidad de este diario para meterse en conversaciones internas del Madrid de fútbol y también las interpretaciones que hacen.

Hoy un tal Luis F. Rojo, al que voy siguiendo desde hace ya tiempo, dice que el Barça tiene miedo del Madrid y que las maniobras de la casa blanca son seguidas con interés por los culés porque saben con con Mourinho los blancos tendrán ese plus que necesitan.

También causa sonrojo la reciente costumbre de titular en portada cosas del estilo: "Mourinho me ha dicho... " o "con Mourinho recuperaremos ...". Tales campañas (limpiezas) de imagen, por no hablar del aseo de armas blancas japonesas, produce vergüenza ajena y deja atisbar, por lo irracional, pueril, demagógico y sobre todo propagandístico (casi autobombo) lo que acaecerá esta temporada.

Es, en definitiva, el todo o nada. Uno tiene la impresión, si no tira del archiconocido cliché aquel de que los clubs están por encima de sus moradores, de que si este año los blancos no ganan nada se abrirá el suelo bajo sus pies.

Y la culpa, claro está, será de Pellegrini. O de los jugadores excluyendo a Cristiano. Nunca jamás del santoral de la M roja.

Comienza la temporada 2010-2011.

P.D. Y comienza la Messi dependencia, claro está.