miércoles, septiembre 29, 2010

HAN LLEGADO AL FÚTBOL.

Spain is diferent ( o "Spain es difiren" que diría alguno abusando del Spanglish) dijo alguno una vez, supongo que en sentido positivo, para referirse a la nación ibérica. Y a ciencia cierta que lo es. Tanto, que ahora nos ha dado por el ayuno de neuronas y la ingesta masiva de heces.

Uno ve la televisión, centro neurálgico dónde se sitúa gran parte del quehacer cultural del personal y no puede más que horrorizarse por el cariz que va tomando la cosa. Uno puede, si quiere, pasarse el día de pocilga en pocilga si tiene estómago. Uno, si tiene fuerzas, puede pulular de Belenes Estebanes hacia el Física o Química (este engendro merece mención aparte), del Cantizano de turno a la Paz Padilla del montón. Uno puede "enemistarse intimamente" tras haber visionado a la fauna que rodea a Pipi Estrada en Mujeres y Hombres y Viceversa (todo sea por la correción en el lenguaje) y terminar con la sensación de estar saciado.

Esto en España, la diferente, vende. Sí, debe de ser así porque si no, no se explica la proliferación de estos engendros varios. Vende la polémica, la sinrazón, la superficialidad, el Duque. Vende un tal Darek, vende una bióloga, vende una analfabeta con un gran chorro de voz, vende un mangante bigotudo, vende un caganer con Mirós en su baño. Y por vender, vende la cinta de lomo, el pollo de la tocayita de Iniesta. Vende, espero que cada vez menos, el Marca.

Marca, cuyo norte hace tiempo que se alejó de la osa polar, ha explorado en la miseria del buen hacer periodismo y se ha abonado al periodismo de pluma, chillido y trasposición de los posesivos antes del verbo. Marca, que no "me se" olvida, apesta a limón y fresita. A amarillo y rosa pues.

Y ahí tienen en el lenguaraz Mourinho, el de las limpias posaderas, un filón que todas las semanas, en varios entregas, les da carnaza para poder seguir hundiendo uno de los reductos en lo que parecía no haber entrado la canalla prensa del corazón a fondo. No es así.

La prensa del corazón, del cacareo y vocerío, ha llegado a nosotros no tanto por invasión sino por conversión. Recordemos que en España la mierda vende, y por tanto, si hay que vender paladas de residuos orgánicos se hace, que las bocas del personal están abiertas.

Pero decíamos que tienen un filón en Mourinho. Y a fe que así es. Este Artie (el de los Simpsons) del fútbol, llegado para ajusticiarnos a todos con su implacable actitud, ha venido a decirnos qué deben los periodistas preguntar, qué debe el jardinero plantar, qué deben los demás equipos hacer contra el Barça y sobre todo y más importante, qué deben de hacer los árbitros.

A Inda, que por Las Baleares se dedicaba a la desinformación, le parece perfecto. Eso sí, con sus dosis de proteccionismo (lease lameculismo) para con el Real Madrid... , perdón, Florentino Pérez. Y si para tapar el cuestonable juego del Madrid hay que fomentar la mutación del periodismo deportivo hacia la pandereta, muy bien ayudados por Mou, pues se hace.

El Madrid no juega un pimiento, que es de lo que va el fútbol, de jugar, pero eso es lo de menos. Y si la evidencia es tan grande que no se puede esconder, perpetramos cosas como ésta. " Se fueron sucediendo " dicen... .

Supongo que el matiz estará en el concepto de "ocasión".

La "ambigüedad", bendito invento... .

martes, septiembre 21, 2010

PUES TÚ MÁS... .

Ya han tirado de hemeroteca en el diario As y según ellos han encontrado una jugada que puede ser merecedora de ser echada por cara al Barça, la diana de todas sus fobias y actor principal de todas sus frustraciones.

En As se han apresurado a decir, una vez dejado pasar el tiempo preceptivo para parecer más ecuánimes que nadie, que la entrada de Alves a Toni Del Moral de hace dos años fue igual que la de Ujfalusi a Messi. La mentira, por mucha que hayan parado la imagen de la noticia justo en el momento en el que Alves impacta con el rival, se adentra otra vez más en el terreno de la manipulación.

Alves en aquella acción desgraciada toca balón antes que al jugador rival y si acaso se le puede achacar el ir al balón con más fuerza de la debida. Repito, al balón, objeto que por cierto toca y despeja para después impactar con el jugador racinguista. Es curioso que aquellos que idolatran el decálogo de Juanito y más concretamente algunos de sus puntos (los puntos 6 y 10) ahoran le echen por cara actitudes parecidas al lateral del Barça.

No hay más ciego que el que no quiere ver y, además, por muchas lineas irrespetuosas con la perspectiva que se pinten o por mucha pericia que se tenga para darle al pause en el momento buscado, la verdad es, lamentablemente para el nacionalmadridismo, la que es.

Y Alves va a por el balón. Y toca el balón.

Ujfalusi, por mucho que intenten manipular, no hace lo mismo.

lunes, septiembre 20, 2010

24 HORAS (MÁS O MENOS) DESPUÉS.

Van pasando las horas, van vomitándose las impresiones y la perspectiva del tiempo nos va otorgando, poco a poco, el manjar que nos hemos ido metiendo para el cuerpo y, lo que es mejor, el análisis de la vorágine acaecida tras la lesión de Messi nos permite atisbar qué tendremos que degustar nosotros los culés.

El jarro de agua fría que ha supuesto para el nacionalmadridismo que Messi pueda estar para jugar, si hay suerte, ante el Rubin Kazan queda bien a las claras cuando uno observa la noticia en el Marca, lugar dónde llega ya un buen rato colgada, y recuerda aquella pena que manifestaron no hace mucho, concretamente antes de la vuelta de semifinales de la Champions ante el Inter, cuando titularon aquel lamentable "¿ Pero este no estaba lesionado ?" (más o menos).

Lo que más me ha llamado la atención del día de hoy, y dejando a un lado la vergonzosa y anticulé algaravía de anoche en Punto Pelota en la que el tema degeneró en un ataque hacia Pep por cuestiones tan objetivas (tal y como apunta subjetivo) como que a ellos les parece que la pose del del Sant-Pedor no es más que falsa modestica, es la vergonzosa editorial de hoy de Marca que no tiene por dónde cogerse.

Los de Marca, supongo que creyéndose que a alguien se la iban a dar, adoptan una farisea postura en la que se acuerdan de algún que otro crack de la liga aparte de Messi (Agüero y por supuestísimo que Cristiano) para ejemplificar que ellos ya lo dijeron antes. La falsedad del asunto tiene varias vertientes y sobre todo varios errores que, muy hábilmente, el nacionalmadridismo ha intentado colarnos aprovechando las revueltas aguas. La intención, habrá que precisarlo, es que con esta infame editorial quizá hayan pretendido parecer más ecuánimes que nadie mientras aprovechaban, otra vez, para gritar que hay que proteger a Cristiano Ronaldo.

Deciamos que la falacia del editorial de Marca tiene varias vertientes, pero sólo nos centraremos en dos, una por cada jugador del que se han acordado.

El primero de ellos es, por supuesto, Cristiano Ronaldo. El solo hecho de comparar las acciones de Cristiano Ronaldo en Mallorca con la de Messi ayer no es que ralle los obsceno, sino que lo sobrepasa varias veces, ya que las intenciones de ambos jugadores, amén de la forma de jugar (o pretender jugar) la pelota no son ni comparables. Sólo manipuladores de tomo y lomo pueden poner a la misma altura ambas acciones.

Sin embargo causa estupor, y no sabemos si pena, el ver cómo han utilizado la lesión de Agüero para pretender hacer creer que ellos son los adalides de la imparcialidad. Lo de Agüero, que uno no sabe siquiera quién le realizó la entrada, se ha hablado bastante, no lo negaremos, pero la información de la lesión del jugador del Atlético fue seguida con interés no por ningún motivo como el que pretende hacernos creer en el editorial, sino porque el argentino jugaba contra el Barça el siguiente partido y todos suspiraban porque llegara al partido del Calderón. Si dicen que informaron de la lesión del menudo delantero por cualquier motivación que no fuera la citada mienten asquerosamente. Como siempre.

En definitiva, que ya sabemos que Ujfalusi no merece ser vilipendiado ( al contrario que aquel defensa del Lyon al que se le llamó carnicero ), porque él no quería (sólo faltaba) y que esta marimorena se ha armado porque ha sido Messi el lesionado. Supondremos que cuando le pasó a Cristiano esto no sucedió... .

Y por cierto, una putada para el nacionalmadridismo que Messi sólo tenga para unos 10-15 días.

BIEN, COÑO, BIEN.

Al final fue por lo criminal. Me refiero a la manera en la que había que parar a Messi. Una extraña nube de halitosis periodística, mezclada con la del aficionado más ruín inundan hoy las Españas, rancias ella en cuanto a información deportiva, y esto sí que se celebra como un título.

Causa estupor constatar cómo ahora los periodistas hacen apología de la literalidad de sus palabras para poder, ahora sí, escurrir el bulto de la responsabilidad que tienen en el adoctrinamiento que hacen semanalmente de cafres varios que jalean, cual título, la lesión de Messi.

Una cosa va quedando meridianamente clara en lo que va de noche tras ir viendo la prensa y esa vomitona repugnante que es Punto Pelota, programa que he seguido con curiosidad para ver qué decían, y es que ya se ha atacado a Guardiola por sus declaraciones, se ha arrojado, como siempre, la sombra de la sospecha por un, dicen, posible penalti de Maxwell ( ¿ no era Alves ?) y gol ilegal del Piqué porque el balón salió, siempre según los creadores de la rectas curvas, con la rosca al ser centrado.

Sí, ya se va abonando el terreno para lo de siempre y otra vez más el Barça, con un jugador lesionado de cierta gravedad y tras haber jugado un más que notable partido, ha salido beneficiado de lo de siempre: del árbitro.

Ver al tal Siro López vomitar sus argumentos de toda esta polémica es un ejercicio de valentía digna de tener en cuenta. Pocas veces ha llegado a ciertos puestos de prestigio en algún oficio un personaje de tan escaso talento y tan mala baba en lo que hace. Un personaje que vive de la carroña, sobre todo de servirla, con una nula capacidad expositiva y un irrisorio hacer periodístico.

Uno tiene la sensación de que con ciertos personajes el periodismo camina inexorablemente hacia la puta mierda. Uno ve que el los periodistas deportivos, con el tiempo, están cada vez tendiendo más a prácticas parecidas a las que a diario se ven en ese estercolero que son las siestas de Telecinco.

Uno ve a Inda y no se cree que el director del diario más vendido de este país pueda ser tan gilipollas. Uno ve a Relaño y no concibe que un señor con una larga trayectoria y que también es director de otro famoso diario pueda tener tal incoherencia y pueda ejercer tal nivel de manipulación. Lo de la manipulación, en este caso ( y todos), para ambos.

Ahora el tal Siro López habla del Chelsea y del tal Ovrebo y llama a Guardiola "chulo" (concretamente le está acusando de "chulería").

Es lo que quedará de aquí en adelante y quizá, ahora que lo pienso, Guardiola haya hecho mal en entrar a ciertos trapos pues ya está servido el plato que comeremos todos estos días.

Y el Barça, un tobillo segado después, otra vez es culpable. Es lo que se está viendo ahora en toda prensa de las Españas.

Que corra el Champán, que Messi se ha lesionado.

Repugnante.

jueves, septiembre 16, 2010

PLEITESÍA AL INFINITO.

Marca se arrastra vílmente sobre el prestigio que, otras consideraciones aparte, sí que tuvo no hace mucho. Marca ahora, en su afán de legitimar todo lo que el Real Madrid de Florentino Pérez (y no de otro) haga, es capaz de tragar sapos y culebras, provocar al personal, abonarse a la chabacanería en las portadas (¿ por qué no le das la mano, Pep ?), y sobre todo a mentir de forma más o menos encubierta.

Porque Marca, cuando se presta a portadas de hostias consagradas no hace más que darle altavoz a quien denuncia (con muy poca fortuna y mucha mala leche y ganas de emborronar y/o encabronar) cuestiones arbitrales como el famoso día de los 11 contra 10 del Barça no hace más que legitimar y posicionarse a favor de estos señores. Habrá quién piense que sólo se hacen eco de las palabras de Mourinho, pero la trayectoria de "Editoriales" de Marca ayudan muy poco a pensar en eso.

Una vez destripada la asquerosa y premeditada falacia de Mourinho por varios lugares (en este blog y por parte de Perarnau en un artículo que se parece sospechosamente a lo que por aquí se dijo :)... ), un tiempo buscando por ahí me ha llevado a encontra en el blog Anti-Marca.com un video en el que se puede ver, a ciencia cierta, que Cristiano, y nótese la ironía, es un jugador de cultura anglosajona en esto del fútbol.

Uno no aguanta a Mourinho, vaya eso en mi debe, pero la realidad es que Mourinho hace un juego sucio dónde la mentira no importa, la provocación está a la orden del día y algunos, con su actitud y su enorme (M)egáfono, le ríen las gracias llegando incluso a deslizar un asqueroso "si es que tiene razón".

Vean el video de Cristiano Ronaldo y contemplen a un jugador con talante anglosajón en su juego.

Además, por si ustedes quieren seguir comprobando lo provocador que es Mourinho, porque es a lo que se dedica, a jugar sucio con su viperina lengua, vean qué decía el entrenador portugués hace unos años de Cristiano Ronaldo.

Con datos como estos, es más que evidente que la táctica de Mourinho no es más que llorar y, lo que es peor, mentir.

Y cuando se miente de esta manera, se encabrona al personal y pasan cosas que no deberían.

Pero no hay problema, ya que si algo terrible pasa en un campo de fútbol, la culpa será de Calderón o de algún filósofo.