martes, noviembre 30, 2010

NOCHES SEVILLANAS.

Del partido ya está todo dicho. O quizá se dirá algo que alguien se quede en el tintero. No me cabe la menor duda de ello, al igual que sé que de aquí en adelante, todo sea por tapar la dolorosa derrota de anoche, el nacionalmadridismo se abonará a los fuegos de artificio escudriñando cualquier hecho que ellos consideren como de mal ganador: lo de Guardiola a Cristiano, lo de Piqué y, dicen, Puyol, el penaltito sobre Cristiano... .

Sin embargo yo quería hacer hoy un inciso para hablar de otra cosa, concretamente del señor Sergio Ramos, el de Camas, una de las "almas" del Real Madrid según muchos juntaletras que tiene ya, desde bien jovencito, el dudoso honor de haber superado en expulsiones a otra monja de caridad: Fernando Ruíz Hierro.

Uno, al que la única duda que tendría sobre Ramos se le acabaría viendo su expediente escolar para comprobar que sabe leer y escribir, no puede más que lamentarse por la esquizofrenia de este jugador al que encima jalean desde el nacionalmadridismo haciendo el efecto empuje hacia los aficionados para que estos, porque algunos hay, también le jalean las gracias.

Ramos, que de haber nacido en tiempos de Alatriste no sería raro verle tras una esquina, a buen recaudo de los faroles esperando a su víctima, se comporta como un navajero de tres al cuarto, un matón fanfarrón que ayer, gracias a Dios que diría el ateo Ortega y Gasset, no lesionó a Messi de milagro. El pecado de Messi: haberle meado las veces que hizo falta. El pecado del resto del Barça: el mismo que el de Messi.

Porque ya momentos antes de la traca final el de Camas realizó una entrada de pena de muerte (ésto es una exageración, obviamente) sobre Villa al que cazó con los tacos por delante a la altura de los gemelos. A Villa, su compañero de selección.

Y ya que estamos, habría que recordar que este señor, que ha sido el peor jugador de la selección española de largo en los éxitos recientes de la selección patria, encima tiene buena prensa y encima le ríen las gracias. Anoche, dónde estaba viendo el partido, más de una voz se alzó lamentándose de la mala puntería del jugador sevillano. La diana, parece ser, estaba en la rodilla o/y cabeza.

Ésta es la esquizofrenia en la que el nacionalmadridismo ha sumido a su masa borreguil: el todo vale. Patadas, codazos escondidos tras un buen teatro, agresiones a Messi de otro que tal baila, Carvalho, cuando el argentino yacía en el suelo tras una jugada abortada por Pepe... .

Es el todo vale. Es la bilis contenida que el nacionalmadridismo despacha a conciencia entre su gente que ya, y no debería ser así, desea ganar como sea. De ahí Mourinho.

Por lo demás, el fútbol ya ha pasado, al menos el clásico sí, y sigue la Prensa League. Esa que ya tiene campeón.

Porque recuerden, enseñarle los cinco dedos a tu afición tiene más delito que una bravuconada ante una hinchada rival.

viernes, noviembre 26, 2010

VERGONZOSO AL INFINITO.

Fue anoche, ya sin falta, cuando me decidí a escribir el post. Y fue mientras escuchaba el lamentable aquelarre antibarcelonista en el que se estaba convirtiendo el programa que, cosas de la cobertura de los medios en este país, es el único que puedo oir de manera medio decente.

Suelo dormir con radio, como muchos españoles, y escuchar las tertulias deportivas de la noche. Sin embargo anoche, cosa que pocas veces me ocurre, me desperté una vez dormido mientras aún duraba el programa "Al Primer Toque", de Ángel Rodríguez, y en ese momento el panorama era desolador.

El tal Mr.Chip, un invento de periodista, pacense para más señas, lanzaba a quién quisiera creer lo que pretendía deslizar mediante una serie de datos de una pretendida y urdida unidireccionalidad que tumba para atrás. Un nauseabundo festín de antibarcelonismo al que el lenguaje sonoro, desconocemos si el gestual también ya que la radio, de momento, no se ve (y si se viera se llamaría televisión, supongo), iba creciendo dejando a la altura del betún las tertulias de tasca de bar.

Con un Mr. Chip visiblemente exaltado, bramando sus números y con el jaleo mediante ciertos asentimientos del conductor del programa, el único que en ese festín de manipulación se dignó, como no cabía esperar otra cosa, a parar el lamentable número fue Santiago Segurola. El gran Santiago Segurola.

El estadístico de marras estuvo un tiempo glosando la ineptitud para con el Real Madrid de Iturralde González visiblemente sobreexcitado y dejando caer, evidentemente, que la cosa olía mal. Al parecer, y digo al parecer, que un equipo presente unos números que en teoría no deberían corresponderle por su entidad con un árbitro es motivo más que justificado para calificarlo de anti. La venda, que ya habrá tapado la herida de todo el nacionalmadridismo antes que la herida, es mayúscula.

Fue aquí no hace mucho, concretamente la temporada pasada y a raíz del Real Madrid - Barça que a la postre decidió la liga cuando escrutamos algunos números de los árbitros para hacer ver que ciertamente existen árbitros con peores rachas para con el Barça. En su momento, haciendo un esfuerzo personal y no recurriendo a estadísticas ajenas, uno pudo constatar mediante un post los números de Mejuto González para con el Real Madrid y el Barça. No recuerdo tanto cacareo en los medios patrios por aquella designación y sí a algún periodista dándole jabón al árbitro con el que el Real Madrid, por Abril del 2010, llevaba sin perder casi 11 años.

Viva el doble rasero que se destila a 72 horas del clásico.

P.D. Y con ustedes, otro clásico del santoral nacionalmadridista: Mr. Leafe y Mr. Ellis. Más madera. Y luego algunos apelan al victimismo de quiénes recuerdan a Guruceta... .

martes, noviembre 23, 2010

INTELIGENCIA AL PODER.

Unos linces los de Marca. Y si no, leed esto que han publicado en su "Editorial Marca":

" El tristemente famoso Jimmy Jump ya ha advertido, no obstante, que tiene intención de saltar al campo para intentar ponerle una barretina a Mourinho. Jaleado y auspiciado por unos pocos incondicionales, entre los que hay que contar a quien le da altavoz para publicitar sus hazañas, el individuo se jacta de campar a sus anchas y de fijar objetivos para el futuro ".

Firmado: diario Marca.

P.D. Pero que no se entere nadie.

viernes, noviembre 19, 2010

SIGUEN SIN APARECER.

Cristiano Ronaldo tiene unas botas de leopardo, se ha peinado a lo "mohicano", tiene una novia con la que ha formalizado, dicen, la relación, tira las faltas según un perfecto canon del rugby, es apuntado con un laser... . Hay multitud de historias que rodean al buen jugador portugués que nos han metido hasta en la sopa. Sin embargo, hay otras, mucho más futboleras, que no han recibido ese trato.

Porque Cristiano Ronaldo, para pesar suyo y siempre según él, se lamenta de no haber podido ser más contundente con su entrada a Busquets el otro día. Esto es impepinable y hay imágenes. Sin embargo el nacionalmadridismo ha entrado en lo que rodea a aquellos lances para hacer un ejercicio (más) de sibilina manipulación, ya que Relaño, totem ineludible del periodismo deportivo español según muchos, ha pasado de puntillas por la jugada para precisar que ésta formaba parte de una serie de hechos que podrían haber facilitado la distracción y olvido del personal respecto al cruce de declaraciones que protagonizaron recientemente Mourinho y Preciado.

Relaño habla del "golpe de Busquets a Cristiano", que no el posterior de Cristiano a Busquets, y jamás de los jamases del removido de heces que el luso, al acabar el encuentro, protagoniza con las declaraciones ya expuestas anteriormente.

P.D. La campaña ya ha comenzado para el clásico y de momento ya sabemos que al Barça, según As, le va mejor con Iturralde que al Madrid. Tamañas campañas no las recuerdo de cuando Mejuto González, con quien el Real Madrid llevaba sin perder una década, cuando el Real Madrid y el Barça se jugaban el 90 % de la liga en el choque del Bernabéu del pasado 10 de abril.

jueves, noviembre 18, 2010

¿ GENERA ÉSTO VIOLENCIA ?.

Las cadenas nacionalmadridistas, en pos de su campaña de limpieza de imagen al Real Madrid (o de tratar de mostrar una imagen que no es tal), han suprimido, de momento, la parte más jugosa de las declaraciones que ayer, tral el Portugal-España, Cristiano Ronaldo saltó por su boca. Y la cosa es grave. Muy grave.

Porque al ser inquirido por su rifi-rafe con Busquets y la entrada que realizó sobre el barcelonista (anteriormente había sido el culé el infractor), dato importante este último, no lo dejen de lado, respondió que él "no le había tocado" y que tuvo la "mala suerte" de no haberlo hecho (lo de tocarle).

Uno, que no es filólogo y se pierde en el significado de las palabras y demás historias similares, muchas veces tiene dificultades para sabe qué actitudes incitan a la violencia y cuales no. Sin embargo, el lamentarse de no haber podido sacudirle un tarantantán a un jugador rival parece, al menos a mí sí, una muestra de ello. Poco eco han tenido estas palabras o, al menos, mucho camuflaje.

Lenguaje más directo, imposible. Mucho más que supuestas incitaciones a la violencia escondidas en cuestionarios de tres opciones planteados en condicional.

Y por supuesto, mucho más que tras vislumbradas falsas humildades.

La falsa humildad, el nuevo delito de moda en el nacionalmadridismo que es más denunciable que la verdadera socarronería y falta de respeto.

martes, noviembre 16, 2010

OTRA DE RELAÑO.

Bien es sabido que el nacionalmadridismo miente cuando le viene en gana, que modifica, manipula y recorta imágenes a su antojo para seguir con su cantinela arbitral de siempre y que todo lo hace con el fin supremo de deslegitimar lo que haga el Barça o, cuanto menos, justificar las miserias del Madrid.

Ya en el post anterior alguien ha dado los datos de los espectadores de los distintos partidos para desmentir una respuesta de Relaño al respecto del reparto de los dividendos del fútbol. Ha sido un claro ejemplo del realmadridcentrismo en el que viven los medios de este país y quiénes los dirigen y lo que es peor: intentan condicionar la opinión general con prácticas tan censurables como éstas.

La enésima prueba, más light pero igualmente reveladora, habla de el cómputo de goles de Cristiano Ronaldo en la liga. El director de As, sin ruborizarse, admite que ellos no cuentan el gol del Real Madrid en Anoeta como anotado por Cristiano Ronaldo. La falacia, como siempre, es monumental.

No es que sea muy difícil encontrar el dato, y digo ésto no sea que vengan a acusarme de exceso de tiempo libre (como si fuera malo tenerlo), y se puede comprobar como en As siguen dándole al portugués unos guarismos en los que destacan sus 12, que no 11, goles en la liga.

La preguntita de marras, si quieren verla, está aquí.

Supongo que lo villaratoicos, de aquí a unos años, dirán que Messi en esta liga, además, sólo anotaba de penalti... .

jueves, noviembre 11, 2010

MOURINHO NOS HA ABIERTO LOS OJOS.

Ha tenido que llegar el señor Mourinho para que todos nosotros, por mediación de los diarios, nos demos cuenta de que Paradas Romero es un árbitro de mano fácil para esto de las tarjetas. El nacionalmadridismo, como siempre, con pueril habilidad y desdemido sectarismo (palabra de moda en el blog), pone la lupa en este colegiado. Pero hay más, mucho más.

Ya anoche, en el programa "Al primer toque", espacio éste al que algo, aunque sea una ínfima parte, de objetividad se le atisbaba, se centraron en escudriñar los números del colegiado de marras y de apuntar hacia la impertinencia del cuarto árbitro para con los entrenadores. Uno de los contertulios, con menos vehemencia de la deseada y más ganas de cambiar de tema que otra cosa, de forma casi anecdótica (acaso pretendía que así fuera), deslizó que a un árbitro no se le podía decir lo que el entrenador del Real Madrid dijo.

Otras cuestiones, por omisión nauseabunda, hablan de lo poco que se habló del gol de Higuaín en fuera de juego que, por ahorrar caracteres y tiempo, omitiremos nosotros también porque se califica sólo y sobre todo deja bien a las claras la vergonzante actitud de quienes callan ciertas cosas o, como poco y visto que se autoproclaman los medios de información de las aficiones, pasan de puntillas sobre ellas.

Hoy ya saben qué es lo más importante: un señor le dejó su asiento al Mourinho, el Madrid pasó una eliminatoria mucho tiempo después (no sé si esto es un logro o en problema) y encima, para más inri, un colegiado que ha sido enviado "a la mierda" debe purgar algún que otro pecado de ineptitud laboral. Precisaremos que esta ineptitud laboral sólo ha salido a flote ahora.

Mención aparte merece la forma en la que Alfredo Relaño, ahora sí, quita hierro al asunto del gol en fuera de juego. Y merece mención porque pocas veces una infracción ha tenido más claro el veredicto. Ramos toca al portero en el área pequeña, cerca de la raya de gol, taponándole el campo de visión y en posición, y utilizaré un calificativo más o menos neutro para la magnitud de la cuestión, visiblemente adelantada (2-3 metros).

Aún así, Relaño es capaz de desmarcarse con una justificación tan sonrojante como esta:

" Fuera de todo eso, nos queda la expulsión de Mourinho, que se la ganó por su actitud desobediente con el cuarto árbitro y desafiante con el primero, y la polémica del segundo gol. Hace ya años que García Aranda, que medró en el mundo arbitral de la FIFA, lanzó una interpretación del fuera de juego posicional, sobre la que he de volver, que ha liado a los árbitros. Según esa idea, si el jugador adelantado no juega ni hace intención de jugar, no hay que pitar. Sergio estorbaba, influía, y a ojos de todo el mundo aquello no debió ser gol. Pero el embolique de García Aranda lleva con frecuencia a confusiones así ".



En otro orden de cosas, el Real Madrid recibió otro penalti a favor por una de esas jugadas que si se le pitaban al Barça eran califiadas como lipotimias (y que no califico como injusas pero sí como distintamente juzgadas), por fin una mano dentro del área del Madrid fue señalada como penalti (con la eliminatoria resuelta, todo hay que decirlo) y sobre todo al Barça, con la eliminatoria ganada, por fin le pitaron un penalti a favor.

martes, noviembre 09, 2010

FUSILAMIENTO A LA INVERSA.

Ya saben la letanía, los árbitros son del Barça (aunque las estadísticas de penaltis y expulsiones estos dos años digan lo contrario), los comités son del Barça (aunque perdonen a Albiol o a Kameni y no a Keita), el bombo (general Invierno al canto) es del Barça, (aunque seas tradicionales lo viajes del Barça a las Rusias en primeras fases de Champions), Zapatero es del Barça... . Tremendo. Incluso Messi es del Barça. Llegados a este punto, el Barça tiene aliados hasta en las instancias que deberían combatirle. Llega el Barça al Bernabéu con el liderato en juego y va y el Madrid pierde (por ende el Barça gana). Estamos ante un complot de tan amplio espectro como el que acabó con la vida de JFK.

Decíamos que al Barça le está transormando un poco los follones que se están formando a su alrededor en las últimas temporadas (gritos de Villarato en Almería e improperios a Pep). Algunos de sus jugadores salieron demasiado bravos (Ibra en Alméria) y otros demasiado apagados (Barça entero en Cornellá). Todos distraídos. Pero, de otra manera, el lío también ha afectado al Madrid, el club desde cuyo entorno más voces indignadas se elevan (ver a Mourinho o en su momento a Mijatovic). Y es que no hay como la coartada victimista para desactivar a un equipo. El fútbol es difícil. Es duro, es cansado, cuesta no desfallecer. Déle excusas a un jugador o a un equipo y aflojará.

En realidad, eso de la coartada victimista es lo que ha reducido el papel reciente del Madrid a su dimensión real: ninguna Copa de Europa frente a dos, un sextete frente a ninguno. El camino bueno es ignorar las injusticias del azar (una de cuyas formas es el arbitraje) y poner uno de su cuenta los mejores medios. El camino malo es repetirse como una letanía que al rival se le conceden favores y que juega con ventaja, porque eso equivale, justamente, a darse por vencido. Véase: el Madrid podía casi sentenciar la liga en su campo ante el Barça y perdió (con arbitraje amable incluso), dándole el título al máximo rival. Así, cada vez se parece más al rival de antaño.

P.D. Perdonen la vagancia, el artículo original está aquí.

jueves, noviembre 04, 2010

LAS PALABRAS TRAS LOS HECHOS.

Fue allá por abril cuando el nacionalmadridismo, en una especie de conjura anticulé, se alineó a favor del Inter de Milan para que el conjunto italiano apartara del camino de la final del Bernabéu al Barça y poder así apagar los miedos que por aquellos tiempos les afligían: que bajo la copa de Europa al viento del Bernabéu hubiera una melena rizada.

No descubro nada con el evidentísimo párrafo anterior ni posiblemente descubra nada con las lineas que le siguen pero sí que me permitiré el gustazo de relatar las cosas tal como yo las veo.

El personal menos aficionado al tema de la prensa deportiva suele caer en el error de asignarle el extremismo periodísticio única o exclusivamente a la prensa culé o, como poco, al menos imputarle un extremismo mayor. No negaré, aunque esto es otro debate, que en otros tiempos fuera así, pero la ramplonería de ahora es un mal endémico bastante extendido por todos los lugares. Desde Cádiz a los Pirineos o desde Lisboa a Valencia.

Una prueba, la última, es la forma en la que en nacionalmadridismo obvió el arbitraje del tal Benquerença en las semifinales del año pasado en Milan o al menos puso el foco, hábilmente, en cuestiones más futboleras como bien pudieron ser la presión del Inter y demás argucias ultratácticas.

Ha sido necesario volver al mismo estadio, aunque esta vez con distintos equipos, para que el nacionalmadridismo pusiese los focos en el arbitraje. El delito del tal Howard Webb, colegiado del encuentro, fue realizarle, supuestamente, un arbitraje al Madrid manifiestamente mejorable según algunos de la prensa madridista. Según el 90% de la prensa española pues.

Este hecho en sí habla bien a las claras de que aquellos a los que se les llena la boca con humeantes frases del estilo "yo voy con los españoles" y demás, muy a la orden del día por la meseta en los últimos 8 años, no sean más que la hipocresía nauseabunda de quiénes creen tener una superioridad moral sobre los demás. En este caso los culés.

La práctica dice entonces que el nacionalmadridismo es anticulé, si no por definición sí que de hechos y que la tan cacareda superioridad en cuanto a objetividad (el rubor que causa esta frase hace que algunos califiquen a la prensa madridista como "menos mala") no sea más que un pasquín demagógico y falaz.

A la prensa culé, de la que no soy abogado ni pretendo serlo, se la podrá decir muchas cosas pero nunca hipócrita. Nunca será pillada in fraganti mientras degusta un sapo gigante defendiendo al Real Madrid montado en una hipocresía de alcantarillas.

La cuestión al final estriba en quién auna más defectos. Y ,de momento una, la culé, es antimadridista. La otra, además de anticulé, es hipócrita. Por mucho que saquen en portada los títulos del Barça. Porque esto último es el sapo que hay que tragarse en pos de la pretendida más nunca conseguida superioridad moral.

Porque sí, Webb concedió un gol en fuera de juego. Como Benquerença cierto día.

Menudo plumero.