martes, mayo 31, 2011

RONCERO, EL DESOBEDIENTE.

Roncero está que trina. Es algo que salta a la vista. La bilis, si tuviera alguna representación gráfica, seguro que sería lo más parecido a lo que escribe el periodista de As. Y hoy, aparte de una amalgama de recursos panfletiles y argumento de tasca de bar y palillo en la boca, Tomás Roncero recurre a su progenitora para hacer un alarde de la educación que recibió gracias a ella. Dice Roncero que su madre no le permitiría recurrir a epítetos del grosor de "puto" por el mal gusto que ello supone.

Dice Tomás Roncero en su entrevista digital:

... (sobre Guardiola) y acudiendo a la rueda de prensa a utilizar expresiones (p... amo. p... jefe) que mi madre siempre me prohibió por el mal gusto, ...

Pues bien, parece que el señor Roncero no siempre hace caso a quien le dio la vida y alguna vez que otra sí que empleó términos de esa calaña con mucha más saña, con mucha menos justificación y, sobre todo, con mucho peor gusto.

Vean, aunque seguro que ya alguna vez lo hicieron anteriormente, a Tomás Roncero pecando de macarrilla de tres al cuarto o de Ochaíta light. Tomás, ese personaje que habla de los Ultra Sur en los términos "esos chavales que van a animar al Real Madrid".

Vean a Tomás Roncero desobedeciendo a su Mamá.

martes, mayo 17, 2011

ODA A LA COHERENCIA.

Tomás Roncero, en su entrevista de hoy, se despacha con ésto:

"Tú que eres el cruzado contra las injusticias,¿que opinas de la compra de partidos del Oporto epoca en que Mou estaba de entrenador?Esos son los títulos limpios que decía Mou

Nadie me ha demostrado que eso sea verdad. Si así fuese, pregúntamelo otra vez y lo criticaré con dureza. Pero no hablo sobre supuestos".

"Nadie le ha demostrado que eso sea verdad" dice el tío. Así, sin ruborizarse, ejemplificando qué es un doble rasero de manual.

Aún así, entrando en materia, es curioso constatar como las aseveraciones de uno de los implicados, justamente uno de los que más tiene que perder al admitir su culpabilidad en unos amaños, son "supuestos".

En cambio, en su cruzada villaratil, las meras supuestas consecuencias (jugadas polémicas juzgadas siempre según su particular prisma) de unos supuestos actos que sí que no están probados sí que son motivo de constituir una de las líneas maestras de la política del periódico en el que escribe o de sus alocuciones en varios programas de madrugada.

Y este tío vive, muy bien y supongo que trabajando en lo que le gusta, escribiendo en un sitio dónde le siguen millones de personas.

Acojonante.

lunes, mayo 16, 2011

INSTALLATION HAS BEEN SUCESSFUL.

Bueno, pues ya está instalado en el colectivo la idea que el nacionalmadridismo ha venido maquinando desde el principio: ha sido el Barça el que ha comenzado la gresca que actualmente vive otro episodio con la decisión de la Uefa sobre Busquets.

La simpleza a la que reducen la cuestión no es, en efecto, una cuestión valadí y sí, por descontado, una premeditada maniobra de llevar las aguas al cauce que les interesa: Real Madrid y Barça han actuado igual de mal en todo este embrollo.

Como reflexión personal, me pregunto por el tamaño de la sinvergonzonería de Mourinho visto que el nacionalmadridismo asume sin ambagajes que su protegido (aunque entremezclan responsabilidades con el club por aquello de dividir la cuota para que parezca menor el embarre) ha estado mal la noche de autos (ida de la Champions). Huelgo decir que una actitud de esta índole en el Barça hubiera supuesto hablar, como poco, de guerracivilismo o cuestiones nucleares.

Lo que más apena de todo esto fue observar como el gran Segurola la otra noche ya se dejaba llevar por toda la marea y, quizá resignado, abandonó la postura que defendía al principio, justo cuando la campaña no estaba orquestada al máximo, en la que ciertamente ponía el dedo en la llaga al aseverar que no es lo mismo dejar caer que el Uefa y el Barça forman un conglomerado pseudomafioso a tener actitudes dentro del campo que, desde el punto de vista de la deportividad, tienen su aquel.

Los hay, también, que afirman sin ruborizarse que Mourinho sólo preguntaba la noche de su incendiaria rueda de prensa postpartido, que él nunca acusaba a nadie. El cinismo de quien se permite el lujo de opinar eso no conoce límites. Sabemos que hay formas y formas de acusar, y una de ellas es simplemente tirando una pregunta teledirigida para abrir un debate cuya respuesta, en efecto, también está totalmente direccionada en un sentido.

Al final de todo está Busquets. Y más allá, el Real Madrid, club del que no suelo hablar como institución (sólo hablo de su prensa), que se permite el lujo de denunciar la actitudes racistas de los rivales y es capaz de acoger en su seno, facilitándoles de forma más o menos soterrada la labor logística, a una agrupación de clara ideología neonazi y ultraderechista que, como todo el mundo sabe, no tiene en alta estima la tolerancia a la diversidad racial. Ya saben, el cuento de la paja en el ojo ajeno.

Es mi verdad, que diría Casanovas, y prefiero contarla así para dejar claro que, tirando del hilo temporal, es fácil distinguir quién comenzó todo dentro de la vorágine actual de mamporros recíprocos.

Y el citado hilo temporal es muy largo, tanto que llega hasta el mes de Agosto pasado, justo cuando se le consintió y rieron las gracias a ese personaje, ese ganador según algunos lumbreras que, clarísimo está a día de hoy, cuando pierde hace de todo menos dar la mano.

P.D. Nunca un trofeo pichichi ha sido tan importante como el de esta temporada.