lunes, octubre 24, 2011

SÓLO UNO.

Un penalti, que era, es lo que ha necesitado el nacionalmadridismo. Un penalti, en las postrimerías del encuentro que les metió el miedo en el cuerpo por la posibilidad de que el Barça ganara un partido que iba empate a cero.

Las excusas son de lo más variopintas, pero hay una que destaca sobre todas y que tiene como autor a José Vicente Hernáez. Dice el periodista de Marca que el penalti fue, pero que en el otro área, en el del Barça, Iturralde no hubiera tenido la valentía de haberlo pitado. Así estamos.

Porque ahora, en una vuelta de tuerca más, las excusas son una especie de futuro ficción en las que el personal deja volar su imaginación para elucubrar qué habría pasado si hubieran concurrido otros condicionantes. La sinrazón y la pataleta, desde luego, es de traca. Pocas veces se ha visto un argumentario más pobre y más mezquino. Todo con tal de no bajarse del burro. Asqueroso.

Sin embargo, el motivo del post va por otros derroteros. Concretamente tiene como misión hacer el seguimiento que el director de As, Alfredo Relaño, no hará a los árbitros que se equivocaron en contra de los intereses del Barça y que en cierto modo perjudicaron, sin querer, claro está, a los culés. Relaño dijo que seguría a los colegiados de turno. Valencia, con dos puntos menos, fue la prueba más clamorosa. Fue allí dónde Messi fue víctima de dos penaltis, uno de los cuales llevaba aparejada la expulsión de Rami, que no se señalaron.

Para hacer el seguimiento, veremos que tal les ha ido a los árbitros que perjudicaron al Barça.

El primer árbitro que dejó sin señalar los dos penaltis reseñados más arriba sobre Messi fue el señor Velasco Carballo. Según la teoría de la conspiranoia del nacionalmadridismo, al trencilla le debería de haber ido más mal que bien, pero no ha sido así. Qué cosas. Resulta que Velasco Carballo arbitró dos jornadas después el Osasuna-Mallorca, y 4 después pitará el Zaragoza-Valencia.

El siguiente en la lista es el señor Clos Gómez, que arbitró al Barça en Gijón, partido en el cual los culés se impusieron por un ajustado 0-1. En aquel partido Messi, quien si no, fue de nuevo víctima de otro penalti no señalado. ¿ Que cómo le fue a Clos Gómez ?. Pues el colegiado pitó esta pasada semana el Valencia-Athletic, un buen partido y en la jornada 11 pitará el Racing-Betis. No parece que le fuera muy mal del todo.

El último, el señor Ayza Gámez, fue el que pitó el Barça-Racing. Allí, otra vez Messi, vió como un penalti absolutamente escandaloso no se le señalaba. Ayza Gámez pitará esta jornada el Rayo-Málaga.

Sin embargo hay una casuística todavía más sangrante, como es la de comprobar que el señor Clos Gómez, de dudosos arbitrajes contra el Barça y con una turbia historia negra detrás de él y sus asistentes tras un Almería-Barça de hace dos temporadas (expulsión rigurosísima de Ibrahimovic y penalti antológico no pitado sobre el sueco). Resulta que Clos Gómez fue el colegiado que señaló el penalti sobre Cristiano Ronaldo ante el Getafe por una supuesta falta (y tanto) de Cata Díaz fuera del área. ¿ Consecuencias ?. Poco después le doy el Barça y no hay ninguna consecuencia.

El último extremo de todos a tratar es la casualidad. Sí, esa fulana que hace que al Madrid, en el que teóricamente era el partido más difícil en lo que llevaba de liga, haga que le toque el árbitro de cámara de Mourinho: el señor Mateu Lahoz. Curioso que cuando los blancos visitaban a un equipo que le gusta tener la pelota y combinar mucho (como el Barça) le toque este colegiado que, entre otras cosas, tiene una permisividad para conceder continuación en el juego bastante más acentuada que otros árbitros. Una casualidad.

Pues eso, señor Alfredo, que seguiremos vigilando.

martes, octubre 04, 2011

DESMENUZANDO A CLOS GÓMEZ.

Decía el ideólogo del Villarato que habría que seguir a Clos Gómez en un futuro para ver cómo le iba y constatar si sus recientes errores, claramente contrarios a lo que el teóricamente existente guión no escrito de la conspiración villaratil dice, tenían alguna consecuencia.

Clos Gómez, el que mintió tras el partido de hace dos temporadas del Barça en Almería adjudicándole a Guardiola unos hechos totalmente falsos ( y ésto no es opinión ) o se lamentó por la poca puntería de Higuaín en un Real Madrid - Sevilla que siguió al citado partido de Almería, esta temporada le pitó un penalti favorable al Real Madrid contra el Getafe en una acción fuera del área en la que incluso existe la duda de la existencia de la falta.

Sostiene Relaño y muchos de los adscritos a sus excusas de mal perdedor que todo aquel colegiado que obre en contra de los dogmas villaratiles verá truncada su carrera deportiva. No es el caso de Clos Gómez.

Clos Gómez, desde que hiciera la faena de aliño aquella de Almería (en el link del video incluso se pueden ver ciertas jugadas de lo que aconteció aquella noche ), concretamente en la jornada 25 de la temporada 2009-2010, pitó en las jornadas 28, 31, 33, 34, 36 y 37. No le fue mal. Incluso, qué cosas, resulta que la temporada siguiente no vió cortada su racha internacional puesto que arbitró partidos internacionales como rondas previas de la Champions y de la Europa League. Además, resulta curioso que Clos Gómez anduviera por Sevilla en un Betis 3 - Barça 1 de copa del Rey.

En la temporada 2010-2011 fue el árbitro que dirigió el partido Real Madrid - Sevilla, justo el día en el que Mourinho, lista de errores en ristre, arremetió contra alguien (todavía no ha quedado claro ) quejándose del arbitraje y curiosamente Clos Gómez sólo volvió a dirigir al Real Madrid aquella temporada en la jornada 31 en Bilbao, en cuyo partido señaló dos penaltis favorables al Real Madrid.

Ya en la temporada actual, la 2011-2012, decíamos que Clos Gómez señaló un penalti por supuesta falta fuera del área. Fue hace poco, concretamente en la jornada 3, y de nuevo volvemos al supuesto dogma de fe del Villarato: Clos Gómez debería tener algún contratiempo en su carrera arbitral. No fue así.

Y no fue así porque tras el Gurucetazo del Bernabéu resulta que Clos Gómez ha seguido, y yo que me alegro, dedicándose a la profesión de árbitro como si nada. Concretamente ha dirigido un partido de Europa League y dos de liga. En uno de los de liga, concretamente el Sporting - Barça , no señaló un flagrante penalti sobre Lionel Messi que hubiera supuesto la tranquilidad culé, en caso de ser marcado, pues hubiera supuesto el 0-2 en el marcador.

Como corolario final, recordaremos las palabras de Relaño para ponerlas en contexto (más bien en "veracidad") y precisaremos que Clos Gómez no debe ser seguido en un futuro, sino que hay que recordar su pasado.

A quien deberemos seguir, quizá, será a Velasco Carballo, el de los dos penaltis no señalados en Mestalla hace pocas fechas. Al colegiado, del colegio madrileño, no le ha ido del todo mal tras el partido de Mestalla pues arbitró Champions League (Arsenal - Olympiakos) y el Osasuna - Mallorca.