lunes, marzo 04, 2013

Miremos más cerca, Alfredo.

Alfredo Relaño escribe hoy un artículo en el que malamente consigue esconder la contrariedad que para él supone que el Atlético no consiguiera ganar ayer en Málaga y ponerse a 9 puntos del Barça en el campeonato de liga. En unas elucubraciones que dejan en paños menores cualquier oración religiosa al ser superior que proceda, Relaño se ha cubierto de gloria y, sobre todo, ha elaborado un decorado de cartón piedra que, al menos, deja las cosas como él prefiere verlas y, sobre todo, su parroquia también.

Pero vayamos por partes. Decía Relaño ayer que el penalti que pedía el Barça de Ramos sobre Adriano y que no se señaló constituía un "pequeño escondite" para el equipo culé por lo que había pasado realmente en el partido. No valoraré en exceso el penalti, que para mí sí que fue, ni tampoco valoraré la justicia del resultado final más allá de decir que la derrota culé tampoco supuso una injusticia manifiesta. Ahora bien, la cosa tiene su miga.

Aún los culés tenemos que soportar que del día del 5-0 hubo una jugada que pudo cambiar el devenir del partido. La jugada de marras es un supuesto penalti (mucho más supuesto que el de Adriano) de Valdés sobre Cristiano Ronaldo. Los paladines de la objetividad pretenden hacernos ver que el penalti sobre Adriano constituía un ridículo escondite pero no le han dolido prendas el admitir y berrear a los cuatro vientos que el día en el que a su equipo se le aniquila del terreno de juego y se le endosa un bochornoso 5-0 hubo una jugada que condicionó todo el partido. Gran escondite fue aquel.

En otro orden de cosas, decíamos que Alfredo Relaño ha consituido hoy un decorado tremendamente ficticio a la vez que se hacía cruces por la no victoria del Atlético ayer. En esencia, que diría él, presenta un panorama totalmente desolador para el Barça que no puede llevar más que a la desintegración del equipo, club y conversión de los culés a fes más saludables. Sin ánimo de ser exhaustivos, habría que precisar varios extremos.

El primero es que el Barça lleva ya un lustro (si no más) pasando un bache en esta fase de la temporada. Desde el año I de Pep los culés han sufrido un bajón de juego, más bien físico, que le ha llevado a tener resultados malos. La peculiaridad de este año con otros es que los equipos rivales han sido de mayor entidad o, como poco, han tenido la capacidad de penalizar en exceso (Milan) el bajo momento de forma del Barça. Curiosamente, uno de los rivales del Barça en esta época, el Real Madrid, presenta un balance muy diferente en estas fases de la temporada y es aquí donde presenta un pico de forma evidente.

Tras esto habría que dar otros datos, como por ejemplo que el Barça jugará los dos siguientes partidos en casa ante Deportivo de la Coruña y Rayo Vallecano. Luego, hasta la jornada 35 en la que jugará en el Calderón, visita Vigo, recibe al Mallorca, viaja a Zaragoza, recibe al Levante, va a Bilbao y juega en casa ante el Betis. Tras el duelo del Manzanares se recibe al Valladolid, se visitá Cornellá y se termina la liga en casa ante el Málaga. Valencia, Sevilla, Anoeta y Bernabéu quedan ya tachados del calendario. Todo esto, decíamos, en un supuesto sprint que arranca con el Barça a 11 y 13 puntos de sus perseguidores.

Y sin embargo, como dicen por ahí, el fútbol es un estado de ánimo. Y Relaño, quizá dejándose llevar por éste ha pintado una realidad catastrófica para el Barça y de color de rosas para el Real Madrid que puede difuminarse de un simple plumazo. Concretamente mañana. En un campo con solera como Old Trafford y ante un buen equipo como el Manchester United.

Si esto sucede, y no hay que mirar tan a largo plazo como para lo que se ha hecho para afear el horizonte culé, será el momento de comenzar a elaborar otro decorado de cartón piedra.

El del tremendo valor de la Copa de su majestad el Rey.

Ése. Ése será el título.

P.D. Ante la disyuntiva que le planteé a un amigo madridista de qué pasaría con tanta euforia si el Madrid caía en Manchester, éste me contestó que la copa, en caso de victoria blanca, sería un buen colofón ya que para ganarla hubo que ganar al "todopoderoso" Barça. El vacío que se produjo en su mente cuando le dije que el año pasado hubo un equipo que ganó este título eliminando al "Madrid de los records" todavía perdura.

7 comentarios:

subjetivo dijo...

¿PASARA este árbitro al Olimpo de los Ovrebo?

Gerard dijo...

Increíble lo de hoy. Hoy literalmente el árbitro le ha dado la vida al RM. Sin expulsion de Nani, estarian fuera si o si. Qué si pasará a ese Olimpo? Lo dudo, ya estan sembrando el terreno con las semejanzas que en su mundo paralelo ven con lo de De Jong y el cerdo de Tolosa. Lo de la expulsion es surrealista.

subjetivo dijo...

Santi, no vendría mal un artículo comparando el tratamiento deL partido de anoche y la poca influencia de la expulsión comparada co la gran influencia ante expulsiones en partidos del Barça como la de Van Persie o la de Motta.
Por cierto la vil prensa catalana no hace sangre

Santiago dijo...

Lo tengo programado, amigo subjetivo. Lo tengo programado. A ver si puedo entre hoy y mañana.

Saludos.

subjetivo dijo...

Gracias, Uría también ha hecho una pequeña referencia

Kocroach dijo...

Después de 2 años hablando de aquella "injusticia" no puedo más que sorprenderme con la facilidad y velocidad con la que dan carpetazo a la expulsión de nani, de la cual se dejará de hablar en menos de 15 días

Joan Miquel dijo...

Buenas, he visto tu web y me ha parecido muy interesante y con muy buen contenido. Debido a que dispongo de un blog con temática similar al tuyo: http://www.casas-apuestas.es/ , me gustaría poder intercambiar enlaces contigo.
Si te interesa no dudes en ponerte en contacto al siguiente correo admin@casas-apuestas.es
Espero tu respuesta y sobretodo que mi blog sea de tu agrado.
Saludos