lunes, agosto 19, 2013

HABLEMOS DE FÚTBOL.

El Real Madrid ganó ayer su primer partido de Liga con un gol sobre la bocina y consiguió amarrar los tres puntos que, de no haber sido así, le habrían puesto ya en una posición incómoda ante la perspectiva de otra liga con puntajes de tres cifras.

En este periodo estival, de novedades en los equipos, el nacionalmadridismo se agarró a cuestiones más o menos accesorias del partido merengue y todo está siendo mucho Isco, mucho debate estéril sobre la portería blanca, desplantes supuestos de Benzema y, un poquito, fútbol. Pero fútbol sólo para destacar una teórica segunda parte dominada por el Real Madrid. Todo ello, tras la tibia loa al rival, el equipo de Pepe Mel, el Real Betis.

Relaño no habla esta vez de arbitrajes. Roncero, tampoco. Y todo gracias a las cortinas de humo apuntadas en el párrafo anterior. Sin embargo la realidad, tozuda, tiene otra vertiente. Lo cierto es que el Madrid jugó con once jugadores cincuenta minutos más de los que debería haber jugado. Lo cierto es que Carvajal comete penalti sobre Cedrick cuando éste sólo tiene que ajusticiar a Diego López en boca de gol. Lo cierto es que Gil Manzano, tras su primer partido arbitrado al Real Madrid en el que se comió, dicen, un penalti del Betis por manos dentro del área ha enmendado sus guarismos para con los blancos en partidos en los que la polémica siempre se ha resuelto con réditos al blanco.

Supongo que ésto será que el Villarato está controlado. Supongo que para los opinólogos actuales, herederos del periodismo tardofranquista o post-Transición, la normalidad está en los errores que benefician al Real Madrid. La realidad actual estriba en que en este país los medios mayoritarios, controlados por personajes de claro sesgo madridista, se asume sin rubor que los equipos deben de rendir una especie de tributo al Real Madrid en forma de errores arbitrales favorables a los blancos.

En definitiva, la noticia está en lo anecdótico, porque un gol a lo Poli Rincón de Isco lo es, y se pasa muy de puntillas (cuando no se omite directamente, como hacen Relaño y Roncero), por la jugada clave del partido.

Cierto, el Villarato está controlado.

2 comentarios:

subjetivo dijo...

Viendo las noticias en la sexta han abierto con el Madrid, se ve que el 7-0 al Levante se lo van a.meter todos los equipos.
Tampoco debe vender el 2-0 del duelo Messi cr7
Tampoco dicen nada del entrenador que eligió Messi.

Kocroach dijo...

Y 3 días después sí que se ha hablado de los árbitros, obviando, naturalmente, el clarísimo penalti a Cesc.