martes, febrero 26, 2013

PUES NO, ALFREDO. PUES NO.

Desayunamos esta mañana con un artículo de Alfredo Relaño en el que su contenido está a medias entre la manipulación y la mentira. O entraría en los dos lugares si se pudiera estar en dos sitios a la vez. Relaño, que no es la primera vez que lo hace, interpone entre su pretendida objetividad expositiva y la verdad una lente de color blanco que no empaña.

Dice Relaño, con una manipulación y sectarismo asquerosamente nauseabundos, que el partido al que ha hecho referencia recientemente Jordi Roura (final copa del rey de 2011) fue " Una gran final, en suma, de la que el Barça se fue relativamente conforme, todo lo conforme que se puede ir el que pierde ".

Que el madridismo, lobotomizado por el personaje más nocivo que ha pasado por la historia del fútbol, ha perdido en muchos casos el oremus es un hecho. Pero el admitir que el resto de equipos y aficiones, entre ellas la culé, asuman ciertas doctrinas entra dentro de la manipulación.

La afición culé, Alfredo, recuerda aquel partido como un aquelarre en el que, tal y como dice Jordi Roura, al Madrid se le consintió todo gracias al caldo de cultivo que panfletos como As cultivaron relativizando y minimizando cualquier astracanada que, visto lo visto, y ejecutadas (del verbo ejecutar) por jugadores culés, eran ajusticiadas como juego sucio o violento.

Que la varas de medir difieren, mucho además, lo demuestra el hecho de que quizá la única acción dura en la que el Barça ha caído en estos años, Busquets sobre Xabi Alonso, sirve como contrapeso en el universo paralelo que el nacionalmadridismo ha creado para con el espeluznante catálogo de patadas, agresiones, intentos de lesionar a un rival y coces varias que ha tenido a bien emplear el Real Madrid en el pasado reciente.

Porque lo que más me asombra del ecosistema actual Barça-Madrid es que ya por el ambiente pulula un aroma a permisividad para con los blancos que repugna. A día de hoy ya se asume como normal que a Messi lo cosan a patadas y, además, si alguien lo denuncia los agraviados sean los agresores. A día de hoy ya se asume como normal que el Madrid bordeará el reglamento sin especificar desde qué lado y de que traspasará la linea de éste cuando lo considere oportuno.

Dice Relaño que el Barça se fue relativamente conforme con los sucesos de 2011. Pero se equivoca. El Barça en 2011 lo único que hizo fue ser deportivo, dar la mano cuando se pierde y aplaudir al campeón.

Deferencia recíproca que todavía se está esperando del equipo del régimen nacionalmadridista.

VEAN EN LO QUE CONSISTIÓ LA FINAL DE COPA.

martes, febrero 12, 2013

DE FUERA VENDRÁN... .

El nacionalmadridismo tiene la capacidad de encumbrar o enterrar personajes en función de contra quién (o a favor de quién) lance el mensaje. Y también es capaz de darle la vitola de totem de la verdad a quién diga en el momento que sea algo a favor o en contra de alguien sin importarle si antes ha tenido dianas totalmente opuestas.

Así, por ejemplo Relaño decía en 2006 sobre José Mourinho aquello de "de fuera vendrán los que las verdades te dirán". Eran tiempos de Villarato a toda máquina. Eran tiempos en los que al director de As la cosa empezaba a olerle a chamusquina y quizá barruntaba lo que vendría ese mismo año (Champions culé) o , algo más alejado en el tiempo, la que caería sobre el fútbol mundial con el Barça actual. En aquella ocasión José Mourinho hablaba de que sabía los penaltis que le pitaban al Barça y las veces que los culés jugaban contra 10. José Mourinho, por ejemplo, era el entrenador del mismo equipo que el año antes echó al Barça de la Champions gracias a una acción judoka sobre Víctor Valdés en Stamford Bridge.

Pero hablábamos de las opiniones del nacionalmadridismo en función del mensaje que se lance. Recientemente, Ferguson ha tenido a bien calificar el Manchester-Real Madrid como el mejor partido que puede verse. No criticaré esta opinión (aunque la pondré en cuarentena) porque la veo lógica ya que los dos equipos son de lo mejor que hay en Europa, pero sí que pondré el foco en la repercusión que han tenido las palabras del entrenador escocés. Atufa el ambiente ese afán de legitimación merengue y para ello no han dudado en agarrarse, mismamente, a las palabras del Sir de las Islas.

No tuvo tanta repercusión ni se le dio tanta verosimilitud ( ¿de fuera vendrán los que las verdades te dirán?) a las palabras del entrenador del Manchester cuanto tuvo a bien vincular el pasado madridista con el dictador Francisco Franco. En aquella ocasión todo lo venerable de este longevo míster quedó en nada y lo que hoy son reproducciones legitimadoras de sus palabras entonces fueron calificativos de borracho, envidioso y demás descalificaciones.

Es simplemente un ejemplo más de la memoria selectiva de los inventores del Villarato y similares.

Entonces, ¿ era verdad lo que dijo en su momento Sir Alex Ferguson ?.

lunes, febrero 11, 2013

LAS TACONES DEL NACIONALMADRIDISMO.

"Habló de putas la Tacones" reza una frase hecha que viene a decir que muchas veces hablan los menos indicados para hacerlo. En este caso, además, con el agravante de que deslizan una superioridad moral que ciertamente da asco. Mucho más que una hiena además.

Recientemente se ha armado mucho revuelo con el tema del vídeo de TV3 sobre los jugadores del Madrid en los que se asemejaba a los jugadores blancos con hienas. De TV3 se ha dicho de todo y, además como no, se ha regado el asunto con las dosis de demagogia pertinentes (lo del dinero de los catalanes y todo eso).

En esencia no estoy de acuerdo con lo de la hienas más que nada porque creo que la identificación de hiena-jugador del Real Madrid está cogido con pinzas en muchas cuestiones meramente naturales y porque además estos animales, creo, actúan desde el instinto y nunca desde la premeditación o alevosía.

Porque yo creo que los jugadores del Madrid, cada vez que le zurran a Messi, lo hacen siguiendo un plan establecido que tiene como finalidad apartar al astro argentino del campo. Y lo digo así, como lo pienso, porque pocas veces se ha visto tamaña barbarie y saña contra un único jugador. Patadones con Leo en carrera a bocajarro, codazos, pisotones en zonas claves... . Una vez podría ser un error, dos una casualidad, pero el catálogo de hachazos que tiene Messi en su cuerpo provenientes de jugadores merengues es difícilmente igualable.

Y para que Messi pueda llevar la metralla que lleva en el cuerpo con sello merengue, el caldo de cultivo que se ha creado es, además, tan vomitivo como la antideportividad que muestran los jugadores madridistas. Así, se tararea a los cuatro vientos que "el Madrid siempre acaba con 10 contra el Barça" sin tener en cuenta los motivos o razones. Así, por ejemplo, se pretende poner a la misma altura las agresiones que sufren los jugadores culés en cada clásico con un teórico teatro de éstos, como si la catadura moral de una cosa y otra fuera igual. Propaganda que se llama.

También hablábamos de lo vomitivo que es que cierto sector de la prensa se permita la licencia de dar lecciones de ética periodística a sus homólogos barceloneses. Ellos, que no les ha dolido prendas en calificar el Camp Nou como Bronx Nou. Ellos, artífices del "hay que parar a Messi por lo civil o lo criminal". Ellos, los de los cánticos de "puta Barça". Ellos, los de "Messi es cortito" (llamándole con este eufemismo deficiente mental claramente).

Tiene bemoles que quiénes han tratado a los jugadores del Barça como auténtica basura ahora se pongan la corona de la mesura. Tiene bemoles que quiénes le han atribuido al Barça prácticas semimafiosas (vía Unicef, vía trapicheos con la RFEF... ) vengan ahora dando lecciones de objetividad y de rigor periodístico.

Sinceramente, no entiendo la marcha atrás de TV3 si no es por las razon de que se trata de una entidad pública y todo eso. Porque lo de los jugadores del Real Madrid con Messi no son prácticas de hiena.

Son prácticas de seres mucho peores.